No es que la empresa que le recogía los desechos al ex alcalde Antonio Villalobos sea una hermanita de la caridad y que por eso le rebajó un dineral al nuevo edil José Luis Urióstegui. No. De lo que se trata es que el descuento de 40 millones de pesos por parte de los empresarios que recogen la basura fortalece las sospechas de corrupción. Cientos de millones de pesos por “moches” qué ¿se los llevó una sola persona o los compartió toda una banda de corrupción organizada? Y además se fueron como burro sin mecate, debiéndole a todo mundo…

EX DIPUTADO por el PRI e inopinado regidor por el partido Fuerza México, ¿Víctor Hugo Manzo Godínez sabe de qué habla? Asegura que la administración de Urióstegui buscará reubicar al comercio ambulante de Cuernavaca. Presume “un proyecto” que “abre el diálogo” con líderes y los propios comerciantes. Admite que no será fácil, pero alardea que el nuevo Ayuntamiento pondrá orden. ¿Ya le pidió permiso a Ben Hur Hernández, el jefe de jefes del comercio callejero del primer cuadro de la ciudad? ¿Tiene idea de lo es y ha sido el comercio callejero en la capital morelense?

El quid es la subsistencia de miles de familias que se ganan la vida en el centro neurálgico de Cuernavaca y en otros espacios de la ciudad. Y la solución que por años no ha sido aplicada, procurar lugares adecuados para reubicarlos. Un cuento de nunca acabar que viene de los ochenta y fue catapultado por el modelo neoliberal de gobiernos prianistas.

Tomadas décadas atrás, permanecen invadidas las aceras de la arteria del comercio tradicional, la calle de Guerrero, desde que vendedores de mercancía contrabandeada fueron metidos en el Pasaje Degollado, conocido entonces como “Mercado de la Fayuca”. Sin embargo, el desempleo siguió pariendo vendedores que poco a poco se apoderaron de espacios en el centro y en otros sitios relativamente alejados del primer cuadro hasta convertirse en permanentes, sin locales adecuados pero fijos. Así fue construido el Pasaje Lido y habilitado el Puente del Dragón, con la idea hasta el día de hoy frustrada de sacar del Zócalo y de calles cercanas al comercio informal.

Ante la persistencia de la falta de empleos formales, más familias vinieron incorporándose al ambulantaje, al grado de formar parte del paisaje de la Plaza de Armas, el Jardín Juárez, la explanada del “Morelotes”, Galeana, Matamoros, Guerrero y No Reelección. Tanta gente y tantos años han pasado que no existe una solución rápida. Sacar a los ambulantes de Guerrero, la arteria tradicional del comercio establecido de Cuernavaca, es un reclamo viejo de dirigentes de organizaciones empresariales, irrelevantes, sin peso social ni político. ¿Pero qué de los semifijos y ambulantes que se ganan la vida en sitios del resto de la ciudad? Unos autoempleados, otros con patrones y todos sin seguridad social –eloteros, vendedores de globos, etc.–, tienen derecho a ganarse la vida.

El récord de mayor cantidad de comerciantes ambulantajes fue implantado en esta temporada navideña y de fin de año. Cientos de vendedores llenaron la calle de Guerrero al punto de volverla peatonal, asfixiaron la Plaza de Armas, atestaron la lateral del Jardín Juárez. Después unos se fueron y los que se quedaron murieron de risa. Que los va a sacar un regidor de apellido Manzo, les dijeron y soltaron las carcajadas

¿El plan oculto de la reubicación es un negocio personal con el “moche” por la venta de los edificios abandonados de Clavijero donde serían aprisionados los vendedores callejeros?

PRECAVIDO, Rafael Reyes Reyes anunció en su toma de posesión como alcalde reelecto de Jiutepec la cancelación del carnaval. Esto por motivos obvios de evitar contagios de covid, con más hoy que se avecina el Ómicron, al parecer harto contagioso. Lo lamentarán los comerciantes que suelen hacer su agosto en los días de carnestolendas así como los “coyotes” que gestionan permisos de funcionamiento. Tepoztlán ya avisó que no hará carnaval, y seguramente tampoco Yautepec y Tlayacapan… (Me leen después)

Por: José Manuel Pérez Durán

jmperezduran@hotmail.com 


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado