El Estado de Morelos ha presentado un importante incremento poblacional en los últimos años, pasando de 386 mil 264 habitantes en el año de 1960 a un total de 1 millón 903 mil 811 habitante para el año 2015, de acuerdo al conteo de Población y Vivienda del INEGI. Lo cual nos muestra que Morelos casi ha quintuplicado su población en los últimos 50 años.

Diversos factores son los que han influido en este desarrollo, desde el crecimiento natural de la población, hasta la migración que ha visto a Morelos como un destino atractivo para residir. La vecindad con la Zona Metropolitana de México, una de las megalópolis más grandes del mundo ha influido de manera importante, aprovechando diversos factores como:

• La inauguración de la Autopista México – Cuernavaca en 1960, comunicación que consolidó los usos habitacionales de descanso periódico para avecindados de la ciudad de México.

• La creación de la Ciudad Industrial del Valle de Cuernavaca (CIVAC) en 1966, que pretendió fortalecer la economía de Morelos en la época del desarrollo industrial.

• El sismo que sufrió la ciudad de México en el año de 1985 aceleró la migración hacia el Estado de Morelos, provocando una expansión de sus zonas urbanas.

Los eventos que se mencionan solo son algunos de los factores que ayudaron a provocar un crecimiento acelerado de la población en la Entidad, sin embargo, el extraordinario clima templado y la riqueza de los paisajes del Estado de Morelos, lo han ubicado como un atractivo turístico y lugar de descanso de los vecinos de otros estados de la República.

El cambio de un estado netamente agrícola a una entidad con grandes zonas urbanas, ha generado la necesidad de dividir al Estado en regiones que aprovechen zonas homogéneas y grados de vinculación funcional, en donde se apliquen de manera más eficiente las políticas públicas que mejoren el nivel de vida de la población; en virtud de lo cual, en el Programa Estatal de Desarrollo Urbano 1995 – 2000 aparece la primera regionalización funcional, la cual se repite en los periodos administrativos de gobierno subsecuentes. 

La clasificación regional del Estado abrió cinco regiones; la Centro poniente, la centro oriente, la poniente, la oriente y la sur. 

Con el paso del tiempo y aprovechando las características naturales de la Entidad, en Morelos se ha consolidado el uso “Turístico – Recreativo” y el uso “Habitacional de descanso” principalmente, provocando un gran interés de los habitantes de los estados vecinos por adquirir una propiedad en Morelos; lo cual ha generado el crecimiento urbano de las principales ciudades, provocando unión física entre ellas y la aparición de aglomeraciones urbanas denominadas “zonas conurbadas”.

A partir de 1982 se reconocieron cuatro zonas conurbadas, que integran localidades de un total de 16 municipios y son reconocidas de la siguiente manera:  

1. Zona Conurbada Intermunicipal de Cuernavaca.

2. Zona Conurbada Intermunicipal de Cuautla (CAYA).

3. Zona Conurbada Intermunicipal de Jojutla, y

4. Zona Conurbada Intermunicipal de Oaxtepec – Cocoyoc – Paraíso de América.

El crecimiento de la población y el impulso que se generó por la construcción de vivienda en las administraciones federales del 2000 al 2012, provocaron que Morelos de manera acelerada se transforme en un estado urbano, generándose en el 2010, el reconocimiento de manera oficial de dos Zonas Metropolitanas; la “Zona Metropolitana de Cuernavaca” que integra a 8 municipios y la “Zona Metropolitana de Cuautla” que integra a seis municipios; ambas zonas metropolitanas concentran el 76.47 % del total de la población del Estado. De manera local, el Gobierno de Morelos ya reconoció la existencia de la “Zona Metropolitana de Jojutla” que integra a 9 municipios. Las tres zonas metropolitanas concentran el 90.63 % de la población del Estado de Morelos. 

El desarrollo de Morelos enfrenta una doble problemática, por un lado una gran expansión territorial que integra zonas ocupadas y áreas construidas y desocupadas, y en el otro, la necesidad de suelo para el crecimiento natural de la población; esto es una incongruencia del desarrollo generado en años pasados, en donde se ocupó suelo y no se doto de vivienda a los habitantes de Morelos. Lo cual lleva a la necesidad de lograr un desarrollo sustentable para los próximos años, consolidando ciudades competitivas, productivas y sustentables.

No obstante lo que se menciona, Morelos no avanza con paso firme, ya que a partir de septiembre del 2014 se publicó el “Programa de Ordenamiento Ecológico Regional del Estado de Morelos” documento normativo en materia ambiental, y no se formuló el “Programa Estatal de Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano Sustentable de Morelos” en la pasada administración gubernamental; esto es muestra de una visión institucional dirigida a salvaguardar el medio ambiente, sobre las necesidades del sector social y estancar el desarrollo económico. No existe la visión del desarrollo sustentable.

Nos queda la duda de que en la presente administración si exista la visión de desarrollo sustentable para Morelos, recién inicia el periodo de gobierno estatal y hacemos votos por que las presentes autoridades, cumplan con sus obligaciones institucionales y con el ofrecimiento de que Morelos sea un digno “Anfitrión del Mundo” logrando auge, confianza, prosperidad y seguridad en la entidad.

“Academia Nacional de Arquitectura Capítulo Morelos A.C.”
[email protected]