CUERNAVACA, MORELOS.- La crisis política por la que atraviesa la LIV Legislatura se agudizó tras el rechazo de nueve diputados de reanudar la sesión ordinaria, pendiente desde la semana pasada, y en la que el tema a desahogar era la aprobación de la prórroga que el Ejecutivo solicitó para entregar al Congreso el paquete económico 2019.
El presidente de la Mesa Directiva, Alfonso Sotelo Martínez, intentó reiniciar los trabajos, pero ante la falta de quórum, volvió a dejarla en suspenso.
El diputado de Morena, Héctor García Chávez, dijo que el ausentismo del ahora G-9 obedece al chantaje político al que pretenden someter a la presidencia del Congreso.
Agregó que los diputados, que encabeza la presidenta de la Junta Política, Tania Valentina Rodríguez Ruiz, solicitaron una reunión con el secretario de Hacienda para conocer detalles de la asignación del presupuesto y contar con argumentos sólidos aprobar la prórroga.
García Chávez aseguró:  “No hay ningún argumento legal para mantener el receso hasta las consideraciones que ellos quieran, y si tenemos preocupación que esto se convierta en un chantaje político”, y abundó en  que detrás de la aprobación “está el chantaje, para pedir la renuncia del presidente de la Mesa Directiva, de la secretaria de Finanzas y Administración y del secretario de Procesos Legislativos”.
Advirtió que el grupo que hizo presencia en la sesión ayer no va a permitir que lo anterior ocurra, mientras que el diputado Alfonso Sotelo señaló que se va revisar el Reglamento del Congreso y se aplicarán las sanciones que correspondan al ausentismo.
Los ausentes fueron Tania V. Rodríguez, José Casas, José Luis Galindo, Érika García, Blanca Nieves Sánchez, Ana Guevara, Rosalinda Rodríguez, Josefina Díaz y Marcos Zapotitla.
Por la mañana habían afirmado que asistirían a la sesión siempre y cuando se cumpliera que la prórroga fuera acompañada de la instalación de mesa de diálogo con el secretario de Hacienda.

Reunión
Encabezados por Tania Rodríguez, se reunieron con el secretario de Hacierda pero no cambiaron postura.

Frente. Acusan que la acción de los diputados se convierte en un chantaje político que pretende la cabeza del presidente de la Mesa Directiva del Congreso.

Por: ANTONIETA SANCHEZ
[email protected]