El Departamento de Justicia de Estados Unidos acusó a ex titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Salvador Cienfuegos Zepeda, de proteger a una célula de la organización delictiva de los Beltrán Leyva. El ex funcionario fue detenido ayer en el aeropuerto de Los Ángeles, California.

De acuerdo con la acusación, durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, el ex funcionario recibió sobornos del cártel del H-2 a cambio de apoyar a esta organización criminal.

El Departamento de Justicia estadunidense ubica al H-2 como un cártel “extremadamente violento” que opera en Sinaloa y Nayarit y que fue liderado por Juan Francisco Patrón Sánchez, El H2, abatido en 2017 por la Secretaría de la Marina (Semar).

La acusación en contra de Salvador Cienfuegos detalla que El Padrino o Zepeda, como se le identifica, utilizó al Ejército para atacar a los rivales del H-2, además de que se aseguró que operaciones militares no fueran dirigidas a esa banda delincuencial o, en su caso, advertirles de otras diligencias.

Los documentos judiciales del caso explican que el ex titular de la Sedena ayudó a que el cártel del H-2 se expandiera de Mazatlán al resto de Sinaloa.

“Abusó de su posición pública para ayudar al cártel del H-2”, detalla.

La dependencia aseguró que Salvador Cienfuegos presentó a los principales líderes del cártel del H-2 a otros funcionarios mexicanos “corruptos” para que también los apoyaran a cambio de sobornos.

Mientras que los fiscales estadunidenses aseguraron que cuentan con miles de comunicaciones interceptadas desde dispositivos BlackBerry.

(Con información de Milenio)