La secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez, presumió ayer los logros del gobierno federal al presentar los datos de incidencia delincuencial actualizados hasta agosto pasado. Aseguró que “el homicidio doloso disminuye 14.6%, es el agosto más bajo desde hace cinco años en materia de este delito”.
¿Es cierto lo que aseguró Rodríguez? No lo es, de acuerdo con datos difundidos ayer por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).
En agosto pasado se contabilizaron 2224 homicidios dolosos, que son 53 o 2.3% menos que los de julio, 7 o 0.3% menos que los de junio, 207 u 8.5% menos que los de mayo, 76 o 3.5% más que los de abril, 39 o 1.8% más que los de marzo, 319 o 16.7% más que los de febrero, y 159 o 7.7% más que los de enero. Un análisis de tendencias nos muestra que el número de homicidios va al alza.
En total, en el periodo enero-agosto de este año el número de homicidios dolosos fue de 17 466. Para los mismos periodos de años pasados, los totales fueron: 19 187 en 2018, 19 649 en 2019, 19 616 en 2020 y 19 188 en 2021.
Los números en el párrafo anterior nos muestran que para el periodo enero-agosto, el número de homicidios dolosos en lo que va de este año (17 466) ha descendido con respecto a los cuatro años anteriores: -9.0% que en 2018; -11.1% que en 2019; -11.0% que en 2020, y -9.0% que en 2021.
Quién sabe de dónde obtuvo sus datos Rosa Icela, porque si bien agosto de 2022 es el “más bajo desde hace cinco años en materia de este delito”, no es 14.6% más bajo como lo aseguró, por lo menos de acuerdo con los datos del SESNSP, que nos indican que los 2224 homicidios dolosos contabilizados en agosto de este año son 13.3% menos que en 2018, 9.9% menos que en 2019, 12.9% menos que en 2020 y 7.4% menos que en 2021.
La secretaria también afirmó que el delito de feminicidio se redujo 33.6% en los primeros ocho meses de este año, cuando se contabilizaron 600 casos. Sin embargo, lo que dijo no cuadra con los números, ya que este año se han registrado 6.4% más casos que en 2018, 7.7% menos que en 2019, 3.7% menos que en 2020 y 13.2% menos que en 2021. En ningún caso se observa una baja como la que presumió la funcionaria.
En el periodo enero-agosto de 2022 se registraron un total de 1 434 801 delitos del fuero común, 11.5% más que en el mismo periodo de 2018, 5.9% más que en 2019, 19.5% más que en 2020, y 6.1% más que en 2021. Lo que significa que cada vez somos más los mexicanos que acabamos siendo víctimas de un delincuente.
Ese no es el número real de delitos que han victimizado a millones de mexicanos porque, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción de Seguridad Pública 2022 elaborada por el INEGI y difundida en septiembre pasado, “Durante 2021, se denunció e inició una carpeta de investigación en 6.8% del total de delitos. En 93.2% de delitos no hubo denuncia o no se inició una carpeta de investigación”.
Es cierto que hay avances en la lucha contra la delincuencia y hoy son menos las personas que se sienten inseguras en su entidad federativa (75.6% en 2021 vs 79.4% en 2018). Sin embargo, son avances mínimos, no los que muchos esperaban durante lo que va del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Por: Eduardo Ruiz-Healy / Twitter: @ruizhealy • Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy • Instagram: ruizhealy / Sitio: ruizhealytimes.com


Las opiniones vertidas en este espacio son exclusiva responsabilidad del autor y no representan, necesariamente, la política editorial de Grupo Diario de Morelos.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado