compartir en:

Cuernavaca, Morelos.- Trabajadores del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado (SAPAC) trabajan para reparar la fuga que se originó ayer por la mañana en los trabajos de derrumbe del Puente Palmira, luego de que trabajadores de la empresa rompieron la tubería que cruza por el puente.

Se tuvo conocimiento que una máquina fue la que causó el daño, y el mismo organismo descentralizado del Ayuntamiento de Cuernavaca aseguró que hoy mismo quedaría resuelto el problema que ha dejado sin agua a los colonos aledaños a la zona.
Mientras tanto, el primer lunes sin puente transcurría sin contratiempos, salvo intenso tráfico que se vivió en la mañana en la zona de El Polvorín, derivado de que parte de la circulación fue desviada a esa zona.

Desde muy temprano, agentes viales fueron colocados en puntos estratégicos para agilizar la circulación.