Fue en diciembre de 2019 cuando se registró el primer caso de Covid-19 en China, enfermedad respiratoria causada por el virus SARS-CoV-2 y que al día de hoy mantiene al mundo entero en cuarentena. Desde entonces, el número de defunciones y casos confirmados ha ido en aumento. Y pese a que también la cantidad de personas recuperadas ha incrementado, algunos científicos estudian ahora cuáles son las secuelas que deja dicha enfermedad.

¿Qué secuelas podría dejar la Covid-19 en las personas que han padecido la enfermedad?

Desde que los primeros casos de Covid-19 se dieron a conocer, la comunidad científica y médica en todo el mundo se ha dio a la tarea de definir la sintomatología que caracteriza a esta enfermedad, información que ha sido difundida a través de diversos medios y plataformas.

Si bien conocer qué síntomas produce el virus SARS-CoV-2, causante de la Covid-19, es de suma importancia, también lo son aquellos efectos que se presentan luego de padecer y superar la enfermedad.

Según estudios, estas podrían ser la secuelas que dejaría la Covid-19 en la gente que se recupera:

  • De acuerdo con información publicada por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el sistema respiratorio sería uno de los más afectados, teniendo como efectos adversos el desarrollo de fibrosis pulmonar. Cuando la infección ha sido severa, el daño pulmonar podría generar edema y desprendimiento alveolar de células epiteliales.
  • En el caso de aquellos pacientes que tuvieron un contagio moderado, los problemas para respirar y fatiga son de las secuelas que se pueden presentar.
  • Sistema cardiovascular: se ha documentado que los pacientes que han reportado un contagio grave por Covid-19 pueden presentar severas lesiones al miocardio, incluyendo miocarditis y arritmias, una mayor probabilidad a que la sangre del paciente recuperado se coagule, elevando el riesgo de un derrame cerebral, embolia pulmonar y necrosis en extremidades.
  • Secuelas neuropsiquiátricas: según la OPS, cuando se trata de un caso grave de Covid-19, puede presentarse un daño cognitivo considerable en el largo plazo, destacando la pérdida de memoria, problemas de atención y una menor velocidad de procesamiento, sin dejar de mencionar las distintas secuelas psicológicas y emocionales que esta enfermedad dejaría.
  • Daño en los riñones, así como una inflamación del cerebro son otros efectos que podría experimentar la gente que se ha recuperado de este coronavirus, de acuerdo con un estudio realizado en Alemania.

 

 


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado