TRIENIOS VIENEN, trienios van y el mal servicio de agua potable en la capital de Morelos es un problema que ninguna administración ha sido capaz de solventar, al menos en los últimos tres lustros… y contando. 
El tema, sin embargo, no ha estado ausente de las campañas proselitistas de varios candidatos a la alcaldía de Cuernavaca, aunque ciertamente no sería su competencia directa, por ser un órgano descentralizado. 
El mal afamado SAPAC se volvió hace tiempo en una estorbosa y muy pesada losa para los alcaldes de la capital tlahuica por tener una historia de ineficiencias y abusos, que han ahondado más y más su crisis. 

AHORA QUE estamos en plena campaña electoral, a escasos 34 días de la votación, vaya que sería valioso y plausible que los 19 candidatos y candidatas a la alcaldía capitalina dijeran esta boca es mía sobre SAPAC. 
El tema del agua potable es toral para el grueso de la ciudadanía, pero no como para que los candidatos repitan al cansancio el diagnóstico, es decir, que digan que hay adeudos, y la red y las bombas son viejas. 
De lo que se trata es de lanzar planes concretos para acabar con los añejos problemas y, más aún, que expliquen de dónde sacarán los recursos económicos para lograr resultados que nadie ha presentado. 

SI ALGÚN candidote o candidota piensa que va a tener un presupuesto anual sustancialmente mayor a los 19 millones de pesos en el SAPAC, estará cayendo en la calidad de ignorante o perversamente mentiroso. 
Cualquier candidato a la alcaldía de Cuernavaca y por extensión a la presidencia de la Junta de Gobierno del SAPAC debería responder con claridad cómo renovará la vetusta red hidráulica, razón de muchas fugas. 
Además, deberá presentar un esquema claro sobre cómo solucionar el eterno escenario de cuentas en impago o morosidad, así como el robo de líquido y si entrará en la dinámica de la actualización de las tarifas. 

UNA RESPUESTA más que podría sumar o restar miles de votos sería conocer si tal o cual candidato a presidente municipal y de la Junta de Gobierno del SAPAC adelgazará el gasto corriente. A ver quién le entra…

Por: E. Zapata / opinion@diariodemorelos.com / Twitter: @ezapata1