POR LO visto, las acciones para erradicar el feminicidio en México no han logrado ser positivas más que en la planeación y el discurso, con todo y la cantidad de declaratorias de Alertas de Violencia de Género (AVG).

 

De hecho, hay AVG en varios municipios de unas 20 entidades del país, sin embargo al cierre de septiembre el Sistema Nacional de Seguridad registraba 726 feminicidios, o sea un promedio de 2.6 por cada día.

 

Para mal, la tendencia de este delito no desciende, ya que mientras en 2015 fueron 411 casos, año con año ha ido en ascenso hasta llegar a los 726 citados al noveno mes y con proyección de cerrar año con 966.

 

EN MEDIO del ambiente feminicida en el país, Morelos no es la excepción, de ahí que cuentan con AVG los municipios de Cuernavaca, Cuautla, Zapata, Jiutepec, Puente de Ixtla, Temixco, Xochitepec y Yautepec.

 

Y a pesar de que estas alertas fueron emitidas por la Secretaría de Gobernación en agosto del año 2015, los resultados no son positivos, pues calculados por número de población, el índice está muy arriba.

 

Verán, por cada 100 mil habitantes, Morelos se ubicó de enero a septiembre en segundo lugar nacional con tasa de 2.59 casos, sólo debajo de Veracruz que tiene una tasa de 3.21.

 

EL FENÓMENO de agresión a la mujer tiene raíces muy hondas y no menos añejas, sabrá cualquiera con dos dedos de frente, así que podría echársele la culpa a la traída y llevada idiosincrasia nacional.

 

Pero, reconfortarse en que la agresión a las mujeres es “estructural” va contra todo discurso de desarrollo, tan socorrido entre los políticos de ayer y hoy. Alias, el asunto va más allá de la atención dados los casos.

 

Prevenir es remedias, decías las abuelas, y ello tiene mucho sentido común: atender las causas de la agresión a la mujer y, no menos determinante, no dejar espacio alguno a la tan nociva impunidad.

 

Y UN elemento más: la denuncia responsable debe contribuir a erradicar toda forma de agresión, al margen de posturas feministas a ultranza, ajenas a resabios de cualquier otra índole, que las debilita.

 

opinion@diariodemorelos.com
Twitter: @ezapata1