La pandemia del COVID-19 ha dejado estragos económicos, culturales y de salud principalmente. Un peligroso virus cambio nuestra forma de vivir, nos mantuvo meses encerrados, y a las personas mas vulnerables les arrebato la vida, pero eso no es todo, ya que aún recuperados los enfermos, pueden tener secuelas muy dañinas, incluso volver a presentar síntomas.

Un estudio realizado por científicos por la Universidad de Oxford presentó que pacientes recuperados presentan dificultades en varios órganos, incluso despues de haber sido dados de alta. El estudio arroja que más del 50% de pacientes recuperados siguen presentando síntomas como dificultades para respirar, fatiga, ansiedad y depresión, esta investigación se llevo acabo en el Reino Unido. La información da a conocer que 58 pacientes hospitalizados aún despues de 3 meses siguen teniendo varios órganos con inflamación que les causa muchos problemas y síntomas ya anteriormente mencionados.

Traducción | #LongCovid necesita investigaciones adecuadas de órganos específicos (corazón, pulmón, etc.) antes de pasar a los modos de rehabilitación y salud mental. Lo sabemos #COVID19 puede causar daño a los órganos. El sistema tiene que encontrar los recursos para investigar y no descartar o etiquetar prematuramente.#CountLongCovid

“Estos resultados destacan la necesidad de estudiar más los procesos fisiológicos asociados con el Covid-19 y desarrollar un modelo holístico e integrado de atención médica para nuestros pacientes una vez que son dados de alta de los hospitales”, dijo Betty Raman, médica del Departamento de Medicina Radcliffe de la Universidad de Oxford.

La prolongación del virus en el cuerpo humano ha recibido el nombre de "COVID-19 PROLONGADO" que ocasiona una serie de síntomas físicos y mentales.

Los resultados de la Universidad de Oxford mostraron que entre dos y tres meses luego de superar la enfermedad, el 64% de los pacientes sufría dificultades persistentes para respirar y un 55% reportaba fatiga.
Las anomalías detectadas son principalmente causadas por la inflamación de los órganos.