compartir en:

•    Señaló que la distribución de la ayuda debe realizarse de manera ordenada y no puede dejarse al arbitrio

“No hemos detectado ningún mal uso de las despensas que tenemos control”, declaró enfático el titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Salvador Cienfuegos Zepeda en su visita este martes en Tlayacapan, Morelos.

El General de División informó que tal y como lo instruyó el presidente Enrique Peña Nieto, las despensas se reparten en coordinación con las autoridades locales.

En el contexto de que el apoyo llegue a las personas afectadas por el pasado sismo en el territorio morelense, Cienfuegos Zepeda señaló que es importante administrar la ayuda, ya que la atención a los damnificados es un tema que no durará poco tiempo. 

“Es importante, hay que organizar las despensas, y luego ver a dónde dirigir la ayuda; no es posible dejar esto al arbitrio. Tenemos que organizarnos para poder apoyar al mayor número de personas”, declaró.

Tras los sismos, Sedena activó el Plan DN-III-E en las áreas dañadas para coadyuvar en las labores de apoyo, y con el deber de prestar ayuda de manera inmediata a la población afectada.

Para que los víveres lleguen a quien debe llegar, muchas instituciones, universidades, empresas y organizaciones se han coordinado con la Sedena y el Gobierno del Estado para este fin.