CUERNAVACA, MORELOS.- El vicepresidente del Congreso, José Luis Galindo Cortes, descartó que el ombudsperson sea objeto de una persecución política, como aseguró tras la inhabilitación en su contra por la Contraloría del Estado. 

Aunque, de forma institucional, dijo que el tema sería abordado ayer entre los representantes de las fuerzas políticas con la finalidad de ver cuál será la postura que asuma el Poder Legislativo, ante la versión de que, en este momento, solo los diputados tendrían facultades para separar del cargo al titular de la Comisión de Derechos Humanos del Estado (CDHEM). 

Agregó que no tiene claridad sobre cuál es el asunto de fondo con la CDHEM, pero descartó que se trate de una persecución política como el propio comisionado, Israel Hernández Cruz, asegura.

“No veo que sea de esa manera (una persecución); no es nuevo el tema de estar en funciones de titular de la Comisión y de una notaría, que es algo que se le observe en su momento y lo tomó como un asunto personal”, dijo.

Agregó que él, como ciudadano tiene una empresa, la cual en este momento que ejerce como diputado, la tiene rentada, y en este sentido es que se hicieron las observaciones correspondientes al ombudsperson, enfatizó.

De acuerdo con un procedimiento administrativo a cargo de la Contraloría en contra de Hernández Cruz, éste fue inhabilitado para desempeñar un cargo público por un periodo de seis años, como consecuencia de las funciones que llevó a cabo como director jurídico en la administración del ex gobernador Graco Ramírez.

Por ANTONIETA SÁNCHEZ  / [email protected] 


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado