Texas.- Un ciudadano mexicano admitió el miércoles en un tribunal federal que importó 11 kilos de cocaína a los EE. UU. El fiscal estadounidense Ryan K. Patrick, del Distrito Sur de Texas, anunció la declaración de culpabilidad.

Las Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI) del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) de EE. UU., con la asistencia de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE. UU. (CBP), investigaron el caso.

Pedro Moreno-García, de 48 años, de México, presentó su declaración de culpabilidad el 2 de octubre, frente a la juez federal de distrito Marina García Marmolejo.

García le dijo al juez Marmolejo que sabía que había narcóticos en su vehículo y que esperaba que le pagaran por transportarlos. Moreno-García enfrenta un mínimo de 10 años y hasta cadena perpetua, así como una posible multa máxima de $ 10 millones de dólares.

Según documentos judiciales, el 29 de junio, Pedro Moreno-García solicitó la admisión al país conduciendo una camioneta pickup 2010. Durante la inspección por rayos X, los oficiales notaron anomalías dentro de los pilares de la puerta lateral del vehículo.

Inmediatamente después, un perro de detección de servicio alertó al vehículo. Las fuerzas del orden registraron el camión y descubrieron 12 paquetes de cocaína envueltos en cinta negra.

Las drogas pesaban un total de 11 kilos con un valor de $ 384,000 dólares. Permanecerá bajo custodia en espera de su audiencia de sentencia. El fiscal federal adjunto Anthony J. Evans, Distrito Sur de Texas, procesó este caso.