El Raymond James Stadium solo aceptaría el 20 por ciento; son 13 mil aficionados

Tampa.- La NFL ya trabaja para que el Súper Bowl LV se pueda disputar con aficionados el próximo 7 de febrero, esto debido a las restricciones que existen en diferentes partes del mundo por el Coronavirus.

El organismo del futbol americano de los Estados Unidos dejó en claro que la prioridad es y será la seguridad del público, los asistentes, jugadores y el personal. 

“Estamos trabajando en una serie de planes del Super Bowl, incluido el día del partido, junto con el comité anfitrión y los funcionarios gubernamentales y de salud pública locales y del condado.

“No hay una cifra de capacidad establecida en este momento, ya que continuamos monitoreando la pandemia con más de tres meses antes del Super Bowl, el 7 de febrero”, dice el texto

El Raymond James Stadium ya recibió a los aficionados este 2020, los cuales no han superado un aforo del 25 por ciento, es decir, cerca de 16 mil 500 fanáticos.

Staff Diario de Morelos