Lionel Messi, argentino del Barcelona, ​​se convirtió este sábado en el máximo goleador de las finales de la Copa del Rey después de superar a Telmo Zarra, que acumuló ocho tantos en las cuatro finales que disputó entre 1943 y 1955.

Con el doblete que marcó al Athletic, Messi alcanzó los nueve goles a lo largo de las diez finales que ha disputado desde la temporada 2008/09. Además, logró otro registro y se convirtió en el cuarto máximo anotador histórico de la competición.

Alcanzó las 56 dianas y superó al jugador del Valencia Edmundo Suárez "Mundo", que sumó 55. Por delante, Messi sólo tiene tres jugadores: Guillermo Gorostiza, que marcó 64 en las filas del Racing Ferrol, Athletic, Valencia y Baracaldo; José Samitier, que llegó a los 69 en el Barcelona y en el Real Madrid; y Telmo Zarra, rey de los goleadores de Copa con 81 goles en 74 partidos con la camiseta del Athletic.