compartir en:

Cuernavaca, Morelos.- El PRI da vuelta la página a la era de los rencores y confrontaciones e inicia una nueva historia, en la que el reto es recuperarse de la derrota electoral pasada, en los comicios de 2018.

En el último día del plazo para cumplir con la presentación de una planilla de unidad, los priistas lograron ponerse de acuerdo y postularon al diputado local con licencia Alberto Martínez González, y a la ex candidata a la presidencia municipal de Cuernavaca, Maricela Velázquez Sánchez, como presidente y secretaria general, respectivamente, del Comité Directivo Estatal (CDE) para el periodo 2017-2021.

En las últimas 24 horas, los que se apuntaron para competir por la dirigencia, tuvieron dos reuniones en la Ciudad de México; en la primera, Rosalina Mazari desistió de la presidencia, y ayer temprano, los 16 restantes retomaron la negociación.

Al filo de las 11:00 horas, el acuerdo se dio a conocer y la una de la tarde, una hora antes de que venciera el plazo para el registro de la planilla, los priistas celebraron haber tenido –como desde hacía tiempo- un proceso interno sin rebatingas.

Martínez González dijo que, desde ahora, trabajará en la articulación de la estructura del PRI en cada municipio y distrito electoral, y una vez que proteste en el cargo, el 4 de agosto, formalizará su separación definitiva del Congreso.

Velázquez Sánchez destacó que el PRI tiene una nueva oportunidad de reinventarse con un nuevo grupo de jóvenes y mujeres que quieren impulsarlo, porque lo quieren ver brillar.

Dijo que el partido debe ser autocrítico y más sensible de las causas de los ciudadanos.

Añadió que uno de los principales retos que tendrá como secretaria general será que el PRI cumpla con la paridad de género con las mejores propuestas para la población.

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ
[email protected]