Si tienes una deuda con una institución financiera y algún despacho de cobranza se ha puesto en contacto contigo para liquidarla, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), te informa las condiciones a las que se deben apegar para  realizar las gestiones de cobro, negociación o reestructuración de los créditos, préstamos o financiamientos.
El despacho de cobranza actúa como intermediario entre tú y la entidad financiera, con el propósito de requerir extrajudicialmente el pago de la deuda, así como negociar y reestructurar los créditos, préstamos o financiamientos.
Ante ello, es necesario hacer hincapié en que la formalización del convenio deberá realizarse con la entidad financiera que otorgó el crédito y NO con el despacho.
Lo anterior obedece a que esta Comisión Nacional, ha recibido quejas de usuarios que han pagado directamente al despacho alguna quita, sin ser notificada la institución financiera, por lo que su deuda sigue vigente.
Por ello, te decimos las condiciones que tienen los despachos para realizar las gestiones de cobro, negociación o reestructuración:
Documentar por escrito con el deudor el acuerdo de pago, negociación o reestructuración de los créditos, préstamos o financiamientos, indicando los términos y condiciones que permitan identificar la oferta, descuento, condonación o quita, si el acuerdo incluye cualquiera de estos conceptos.
Señalar el importe a pagar, desglosando el monto principal, intereses ordinarios, moratorios y en su caso cualquier otro costo que sea exigible de acuerdo al contrato.
Especificar si con ello se obtendrá el finiquito o liquidación del adeudo, o sólo se cubrirá un pago parcial.
Señalar en el documento, el número de cuenta de la entidad financiera en el que se realizará el pago, con referencia al número de crédito de que se trate.
Asimismo,  desde el primer contacto que establezca un despacho de cobranza, ya sea por escrito o verbalmente, debe indicar al deudor:
jNombre, denominación o razón social y de la persona encargada de realizar dicha actividad.
jDomicilio, número telefónico y nombre de las personas responsables de la cobranza.
jEntidad que otorgó el crédito, préstamo o financiamiento.
jContrato u operación motivo de la deuda en que se basa la cobranza.
jMonto del adeudo y fecha de cálculo.
jCondiciones para liquidarlo.
jDomicilio, correo electrónico y número telefónico de la unidad administrativa de la entidad financiera, que recibirá las quejas por malas prácticas de cobranza.
jQue el o los pagos sólo podrán ser realizados a la entidad financiera que otorgó el crédito, préstamo o financiamiento.
Si estás interesado en hacer una reestructura o liquidación de tu deuda, la Condusef te da las siguientes recomendaciones:
jConsulta en el Registro de Despachos de Cobranza (Redeco) aquellos que trabajan con las instituciones financieras: https://phpapps.condusef.gob.mx/redeco_gob/redeco.php, para que estés seguro de no estar tratando con una empresa fraudulenta.
Si buscas por tu cuenta una reparadora de crédito, considera que no va a solucionar tu problema, lo que va a hacer es negociar por ti, y en algunos casos darte asesoría legal y financiera, servicios por los que te cobrará.

 [email protected]