compartir en:

Cuernavaca, Morelos.- Por la influencia de otras religiones la época de Cuaresma se respeta poco en cuanto a la alimentación reconoce la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac).

Así lo dio a conocer Ángel Adame Jiménez, vicepresidente de la Canirac, quien mencionó que derivado de la influencia de otras religiones, los morelenses deciden no respetar la temporada de Cuaresma en lo que respecta al consumo de alimentos.

Sin embargo, dijo que los restauranteros no registran menor venta con motivo de la celebración católica: “la costumbre de no comer carne roja en estos días continua”, como cada año, los menús en los restaurantes siguen de manera normal.

Indicó que en los últimos años, la tradición de no comer carne roja y cambiar este alimento por pescados y mariscos, no está tan marcada, debido a que las nuevas generaciones ya no conservan de manera primordial la costumbre católica.

“Hay comensales que durante estos días y durante la semana mayor, piden de comer mariscos, pollo en diferentes guisados, ensaladas de verduras u otros platillos”, expresó.

Respecto a la Cuaresma, el líder empresarial negó que durante estas fechas los restaurantes modifiquen sus menús, por lo que se conservan los mismos alimentos durante todo el año, así como los precios de los platillos.

Lo que si aplican los afiliados a la Canirac, es minimizar la presencia de platillos preparados con carne roja y aumentan los menús que llevan pescado, mariscos, pollo y otros alimentos para quienes respetan esta tradición católica.

Adame Jiménez afirmó que otro de los aspectos que se detectan durante estos días es el incremento de precio de productos del mar hasta en un 20 por ciento, pero a pesar de ello los restauranteros no elevan sus costos para no afectar el bolsillo de los comensales. 

"Hay comensales que durante estos días y durante la semana mayor, piden de comer mariscos, pollo en diferentes guisados, ensaladas de verduras u otros platillos.”

Ángel Adame Jiménez, Vicepresidente de la Canirac.