Manejar a exceso de velocidad provocó que el conductor de un auto Juke, color negro, con placas de la Ciudad de México, perdiera el control y chocara contra el muro de contención, en el kilómetro 56 de la autopista México-Cuernavaca.