Algunas casas de diseño están inclinándose por una perturbadora tendencia: los zapatos y la ropa que lucen sucios o desgastados. Gucci, por ejemplo, acaba de lanzar como parte de su colección Cruise 2019 a un “módico” precio de 870 dólares las zapatillas deportivas de cuero Screener, que se caracterizan por lucir desgastadas por el uso.

De acuerdo con la página de Internet de la marca, las Screener vienen en tres opciones de color diferentes para hombres: verde y naranja, rojo y verde y azul y naranja, y dos para mujeres, verde y naranja y estampado de color fresa. Estas últimas se venden por un precio aún más alto, de 980 dólares.

 

 

 

Según la descripción del sitio web, el diseño del calzado se inspiró en la “ropa deportiva vintage” y los “entrenadores clásicos de los años 70”.

“Las zapatillas deportivas Screener, llamadas así por el movimiento defensivo de los deportes, presentan la banda de tela en el lateral y el logotipo de Gucci vintage”, se lee en el sitio web.

Y a pesar de que los zapatos ya se ven usados y sucios, Gucci brinda instrucciones de limpieza muy específicas en caso de suciedad real.

“Limpie cuando el zapato esté seco, use solo productos neutros o del mismo color para evitar manchas”, leen las instrucciones. “Si el material se moja, séquelo con un paño suave y seco”.

Pero las zapatillas de Gucci ni siquiera son tan originales en su diseño “vintage a la fuerza”. El pasado otoño, la marca de moda de lujo Golden Goose sacó al mercado otro modelo de zapatillas deportivas que parecían estar cubiertas con cinta adhesiva en la punta y el talón, como si estuvieran tan usadas que el dueño se hubiera visto obligado a cubrirlas de ese modo para poderlas seguir calzando. ¿El precio? 530 dólares.

Las críticas no se hicieron esperar y muchas personas argumentaron que el diseño buscaba darle glamour a la pobreza.

“La pobreza es real, me han acosado por usar ropa de segunda mano antes de que fuera “cool”, y ahora tenemos marcas de alto nivel que aprovechan el sufrimiento actual y pasado de muchas personas relacionado con la pobreza. Gracias Golden Goose. Espero que el diseñador al que se le ocurrió esto sea feliz”, escribió una persona en Twitter.

En cuanto a look “sucio”, tampoco las zapatillas de Gucci son innovadoras. En abril de 2017, Nordstrom sacó a la venta unos jeans de hombre que lucían embarrados de fango, por 425 dólares.

El diseño, llamado Barracuda, ya se agotó, al menos en la tienda online del conocido minorista.