El bosque ubicado en el poniente de Morelos fue devorado por intenso incendio que redujo a ceniza todo a su paso; el aliado que lo acompañó durante la noche del siniestro fue el fuerte viento que corría entre los árboles, pero esta vez fue para avivar las llamas.
Uno de los pueblos que vivió una noche de pesadilla fue Buena Vista del Monte, pues el fuego amenazaba con llegar a sus casas, por tal motivo sus habitantes fueron evacuados por autoridades que lograron llegar al lugar.
Los oriundos de dicha localidad y personal contra incendios se dieron a la tarea de apagar el fuego.
Todo este lamentable suceso deja una grande lección, que es cuidar los bosques, evitando todo tipo de fuego que pudiera originar un incendio y volver a vivir esta tragedia ecológica.

Fotos y texto: Luis Flores/DDM

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...