Enrique Clement Gallardo, titular de la Coordinación Estatal de Protección Civil , descartó que exista riesgo para las viviendas; expuso que en el poblado San Juan Tlacotenco, la flama se quedó a 400 metros y a pesar de ello se atendió con todos los recursos disponibles.

Exhortó a la comunidad en general a no dejarse sorprender por publicaciones sin sustento en algunas redes sociales, porque la confusión puede generar movilizaciones de personas que carecen de la preparación adecuada para enfrentar este tipo de conflagraciones, y suscitarse accidentes.

El funcionario insistió en el llamado a dejar que las autoridades se hagan cargo de este suceso, debido a que el personal recibe capacitación constante, lo cual permite enfrentar con mayor eficacia.

Señaló que con respecto al combustible para los helicópteros que atienden el siniestro, la red de Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) mandó un primer auto tanque de turbosina y el Gobierno del Estado puso a disposición otro más.

Por Redacción