CUERNAVACA, MORELOS.- La consulta sobre la operación de la Termoeléctrica “La Huexca”, programada para este fin de semana, no será suspendida o aplazada como consecuencia del homicidio de Samir Flores Soberanes, que se había pronunciado en contra, porque las autoridades consideran que la causa del asesinato no tuvo relación con su activismo social.

Ayer, el titular de la Secretaría de Gobierno del Poder Ejecutivo, Pablo Ojeda Cárdenas, condenó el crimen ocurrido la madrugada de este miércoles en Amilcingo, comunidad indígena de Temoac, e indicó que la investigación para aclararlo está a cargo de la Fiscalía General del Estado (FGE).

En tanto, el delegado del Gobierno Federal en Morelos, Hugo Éric Flores Cervantes, subrayó que en la indagatoria para esclarecer el homicidio, la FGE debe considerar todas las líneas, incluida la de supuestas amenazas por haber sido un férreo opositor del proyecto de la termoeléctrica y el gasoducto en la región oriente.

Aseguró que como resultado de las primeras pesquisas, no se encontraron indicios “que vinculen el asesinato de manera real con el ejercicio de participación que se está haciendo”, es decir, con la consulta sobre la viabilidad de la planta generadora de energía, y que por ello ésta no deba realizarse.

Lo anterior, debido a que el crimen ocurrió horas después de que Samir Flores había fijado su postura en contra del proyecto del Gobierno Federal en la asamblea informativa del martes en Jonacatepec.

Confirmó haber conocido al joven en la asamblea y haber oído la postura que tenía, pero reiteró que este es un Gobierno que dialoga y respeta las opiniones distintas.

EJECUCIÓN, PRINCIPAL LÍNEA

El fiscal Uriel Carmona Gándara, informó que a pesar de que no se ha descartado ninguna línea en la indagatoria del homicidio de Samir Flores, las diligencias periciales apuntan a que fue ejecutado por integrantes de la delincuencia organizada, y detalló que en el lugar se encontraron evidencias como casquillos calibre 38 súper, y una cartulina con un mensaje.