José Antonio Yépez, “El Marro”, líder del Cártel de Santa Rosa de Lima (CSRL), reapareció en un par de videos al borde del llanto y sin poder contener la frustración que le provocó el arresto este sábado de 26 personas ligadas a su organización, entre ellas su madre y su hermana.

“Como quiera entre cabrones no pasa nada, pero son mamadas esas las de andarse metiendo con mujeres. Los hijos de su puta madre las tienen amenazadas con audios y golpes. Pero no hay pedo”, advirtió el criminal mientras hablaba sobre la detención de sus familiares.

“El Marro”, quien empezó solo como un nombre nuevo sobre una narcomanta y un explosivo casero en una camioneta que amenazaba con asesinar al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, envió un mensaje intimidatorio dirigido al “gobierno”, y también a su rival criminal Nemesio Oseguera Cervantes, “El Mencho”.

Sin embargo, pese a que López Obrador ha señalado en diferentes ocasiones que México ya “no está en guerra con los cárteles”, la persecución del “Marro” ha indicado todo lo contrario. Sus cuentas han sido congeladas, le han requisado sus propiedades y sus familiares más cercanos han sido detenidos. Las autoridades aseguran que lo tienen cercado y que solo es cuestión de tiempo para que sea detenido.

 

 

 

 

“Este es un mensaje p*tos, para ustesde pinche gobierno culer*, voy a ser breve ojetes, pinches p*tos. Aquí vinieron a pasarse bien de v*rga otra vez, hijos de su p*ta madre, con toda la gente de aquí, pinches c*leros, esta vez hasta mi madre p*tos, no pasa nada hijos de su p*ta madre, les vale bien v*rga todo p*tos”, se le oye decir en la grabación.

Les valió v*rga tener a toda la gente llorando ahí, y ponerles los pinches p*tos audios del Cártel Jalisco Nueva Generación y que su p*ta madrees por ese motivo que me dirijo a ustedes por pasados de v*rga, porque no vienen a hacer su chamba c*leros, nada más vienen de pinches rateros hijos de su p*ta madre”, agregó.

En otro video que circula en redes sociales, Yépez Ortiz envió un mensaje intimidatorio dirigido al “gobierno”, y también a su rival criminal “El Mencho”, a quien se refirió como “viejo gonorriento”, debido a la condición médica de Oseguera Cervantes.

“No crean que a mi me espantan hijos de p*ta madre, vayanse a la v*rga ustedes y su p*to Mencho, viejo gonorriento c*lero, que ni la cara da a la bola de pinches perroseso, a la v*rga ustedes y sus putos jaliscos, ch*nguen a su p*ta madre”, concluye el hombre visiblemente enojado y que porta un arma larga.

 

 

Tan solo hace unos días, el 3 de junio, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, reconoció la gravedad de la narcoguerra en Guanajuato, y aseguró que el 70% de los homicidios en el país son generados por el crimen organizado, sobre todo en el estado de Guanajuato, en el que la disputa por el territorio entre el Cártel Jalisco Nueva Generación y el Cártel de Santa Rosa de Lima, han hecho que la entidad ocupe el primer lugar en este delito.

“Tenemos el compromiso de conseguir la paz y hemos avanzado en combatir, en disminuir delitos, casi todos los delitos, pero tenemos el pendiente en el caso de los homicidios. Un porcentaje considerable de homicidios tienen que ver con estas bandas, con estas organizaciones.

En el caso de este grupo (Cártel Jalisco Nueva Genereación) es público el enfrentamiento que traen con otro grupo (Cártel de Santa Rosa de Lima) en Guanajuato y eso nos ha afectado mucho. Guanajuato es de los estados ahora con más homicidios”, explicó el mandatario mexicano.

Afirmó que Guanajuato y el Estado de México siguen mostrando tasas altas cada día, por lo que es necesario que el gobierno siga enfrentando a las bandas de la delincuencia.

“Por eso no vamos a dejar de atender y de enfrentar a la delincuencia organizada sin declarar guerras, sin masacres, con inteligencia y sin permitir la corrupción, la impunidad”, aseguró el presidente.