Activación física en casa

Hoy en Vida Fit, te explicamos cuatro ejercicios que vas a poder realizar en sesiones cortas en la comodidad de tu hogar, y así empezar con una actividad física para mejorar  la salud. Los mismos, son trabajos funcionales que tonifican el cuerpo en su totalidad y no solo por músculos aislados.

CONOCE BENEFICIOS
La actividad física y el ejercicio pueden aportar grandes ganancias a tú salud y ayuda a prevenir enfermedades:

  • Puedes reducir hasta en un 50% el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, apoplejía, derrames cerebrales, diabetes e incluso algunos tipos de cáncer.
  • Mejora el sueño, ayuda a la relajación personal y combate la depresión.
  • Mantiene los huesos saludables.
  • La actividad física habitual reduce el estrés y previene y mejora trastornos psicológicos como la depresión o la ansiedad.
  • Incrementa la fortaleza y flexibilidad.
  • Tonifica los músculos.

 

 

1. Comienza con la activación de la parte inferior: Hip-Trust acostado
Acuéstate boca arriba sobre una colchoneta o tapete para hacer el ejercicio. Flexiona las rodillas y apoya los pies en el piso, mantén la cabeza y hombros relajados y los brazos a los costados del cuerpo. Exhala y eleva la pelvis dejando los hombros en contacto con el piso, y apretando los glúteos. Hacer cuatro series de 15
repeticiones de manera lenta y pausada.

2. Activación para parte superior: Flexiones de bíceps con ligas
Asegura una banda elástica bajo tu pie y sujeta las agarraderas con tus manos enfrente de tus muslos; con los brazos extendidos, y las palmas apuntando hacia arriba, jala de las agarraderas hacia tus hombros, flexionando tus codos y permitiéndoles retornar lentamente, luego de una breve pausa.

3. Activación de  cuerpo completo: Sentadilla búlgara
Se trata de un ejercicio donde  se trabaja el frente de la pierna, el glúteo, el femoral y abdomen. Dale  la espalda a una silla o escalón y sube una pierna; con la otra en el piso, hacer un desplante y bajar lo más posible. TIP : Es importante que tu rodilla no rebase la altura de la punta de tu pie, para proteger tus rodillas. Hazlo lo más fluido que puedas y ayúdate con tus brazos para tener equilibrio. Realiza cuatro series con 15 repeticiones por pierna.

4. Activación final: Sentadilla continua
Separa ligeramente las piernas (pies deben ‘mirar’ un poco hacia fuera) con el tronco estirado y adopta una posición con los brazos extendidos. Comienza a agacharte, llevando tus glúteos ligeramente hacia atrás, mientras el tronco permanece recto. La cabeza deberá mirar al frente y cuando los muslos estén en paralelo con el suelo terminará la primera parte. Vuelve a la posición inicial e inmediatamente coloca el pie derecho en su forma original y abre ahora el pie izquierdo para realizar la siguiente sentadilla; cambiamos de pie continuamente.

 

Tip del día: El ejercicio como rutina
Debemos empezar a considerar al deporte, no como una obligación de salud o una tarea, sino como una rutina. ¿Dejarías de comer, bañarte o dormir?: ¿No? Entonces convierte al ejercicio en un hábito dentro de tu vida y verás cómo cambia tu percepción.


Últimas Noticias