Además de alteraciones nerviosas, dolores musculares, síntomas de fatiga y otras secuelas que deja el COVID19 en pacientes recuperados, surge otra más que cauas daños importantes en la salud de quienes lo padecieron

Cerca de la mitad de pacientes hospitalizados con COVID19 grave y que presentaban niveles elevados de una proteína llamada troponina, presentaban daños en el corazón, como la miocarditis, al menos un mes después de recibir el alta.

Un estudio realizado en hospitales británicos y que publica la revista de la Sociedad Europea de Cardiología señala que esos daños incluyen inflamación del músculo cardíaco (miocarditis), cicatrización o muerte del tejido cardíaco, restricción del suministro de sangre al corazón y combinaciones de las tres.

El estudio, en el que participaron 148 personas dadas de alta hasta junio de 2020, es el mayor realizado para investigar a los pacientes convalecientes de COVID19 con niveles elevados de troponina, la cual se libera en la sangre cuando el músculo cardíaco se lesiona.

"Las lesiones relacionadas como la inflamación y la cicatrización del corazón son comunes en los pacientes con COVID19 con elevación de troponina dados de alta del hospital, aunque son de alcance limitado y tienen pocas consecuencias para la función del corazón", señaló Marianna Fontana, del University College de Londres, que lideró el estudio.

Muchos de los hospitalizados presentaban niveles elevados de troponina durante la fase de enfermedad crítica, cuando el organismo monta una respuesta inmunitaria exagerada a la infección.

Para el estudio se eligieron personas que tuvieron alta esa proteína y se les hizo un seguimiento con resonancias magnéticas tras el alta para conocer las causas y el alcance de la lesión.

Los pacientes con COVID19 grave suelen tener problemas de salud preexistentes relacionados con el corazón, como diabetes, presión arterial elevada y obesidad, pero durante la enfermedad este órgano también puede verse afectado.

Todos los pacientes estuvieron muy enfermos, tenían niveles elevados de troponina y alrededor de uno de cada tres había estado conectado a un respirador en la unidad de cuidados intensivos, indico Fontana, en un comunicado.

El estudio encontró evidencias de altos índices de lesiones en el músculo cardíaco que podían verse en las exploraciones uno o dos meses después del alta y, aunque algunas podían ser preexistentes, otras eran nuevas "y probablemente causadas por el covid-19", agregó.

En los casos más graves, se teme que esta lesión pueda aumentar los riesgos de insuficiencia cardíaca en el futuro, pero se necesitan más trabajos para investigarlo más a fondo.

Detectar las consecuencias de la lesión durante la convalecencia podría, además, identificar a los sujetos que se beneficiarían de tratamientos farmacológicos de apoyo específicos para proteger la función cardíaca a lo largo del tiempo.

Los resultados del estudio están limitados porque solo incluyeron a pacientes graves que sobrevivieron al coronavirus, pero no hay datos sobre los que no son hospitalizados o aquellos que no presentan niveles elevados de troponina

(Con información de El Universal)