Jacob MacDonald, un granjero de 20 años, originario de Cowangie, en el sur de Australia, enfrenta cargos por crueldad animal, destrucción de fauna protegida y delitos de tránsito, luego de grabarse persiguiendo a un grupo de emúes y compartir su crueldad en redes sociales.

En el video se puede ver al sujeto conduciendo frenéticamente hasta arrollar a un grupo de emúes que no logran escapar de la velocidad; el incidente tuvo lugar entre el 1 y el de septiembre en la Pallarang Road mientras se dirigía a su lugar de trabajo.

Se dice que, en un principio, Jacob compartió el material en sus redes sociales, pero cuando se enteró que el video se había viralizado lo eliminó, al igual que su perfil de Facebook y Twitter.

Sin embargo, el material fue retomado por otro usuario que evidenció la crueldad animal y pidió ayuda para que identificaran al hombre.

Ahora enfrentará una pena de cuatro años de cárcel y, de acuerdo con la Policía del estado de Victoria, tendrá que pagar una multa equivalente a poco más de 670 mil pesos mexicanos.

Ante lo ocurrido, MacDonald no tuvo más que disculparse: 

"Pensé que saldrían de carretera, pero no; es el mayor error de mi vida, no estoy orgulloso de eso, fue una idea tonta", reconoció.