Pésimas noticias para los aficionados al fútbol americano en México. El muy esperado juego de lunes por la noche entre los Kansas City Chiefs y Los Angeles Rams ya no se jugará en el Estadio Azteca de la Ciudad de México debido a las malas condiciones del estado de la cancha del inmueble.

La liga anunció este martes que el juego ahora se jugará en Los Ángeles, California en el Memorial Coliseum el lunes 19 de noviembre, porque la superficie de juego del campo del Coloso de Santa Úrsula no cumplió con los estándares de la NFL.