La restructuración administrativa y laboral del Ayuntamiento esta apegada a derecho y avalada por el Cabildo, aseguró Erick Santiago Romero Benítez, secretario general del Ayuntamiento.
En conferencia de prensa, señaló que este plan, se basa en criterios de eficiencia y ahorros anuales por 100 millones de pesos, para la operación y funcionalidad de Cuernavaca.
Reconoció que las finanzas del Ayuntamiento capitalino, están afectadas por la pandemia COVID-18, y por una engrosada y heredada nómina, es por ello, que se determinó tomar estas acciones para ahorrar recursos.
Sobre el recorte de personal, Romero Benítez informó que se instaló una mesa de diálogo con representantes de los trabajadores para revisar caso por caso, dando prioridad  a embarazadas, en período de lactancia y empleados próximos a jubilarse, respectando sus derechos humanos y laborales.
Explicó que la reestructuración administrativa y laboral del Ayuntamiento de Cuernavaca está apegada a derecho, y reiteró que la decisión fue acordada por el Cabildo ante la complicada situación financiera por la baja recaudación derivada de la pandemia por COVID-19, y que esta representa un ahorro anual de 100 millones de pesos. 
“Se trata de una restructuración forzosa, emergente, pero no unilateral, sino consensuada con todos los integrantes del Cabildo”, expresó el secretario general del Ayuntamiento quien aseguró que todo el procedimiento se llevó a cabo en pleno respeto a los derechos laborales y humanos de los trabajadores.

Por Carlos Soberanes / carlos.soberanes@diariodemorelos.com