CUERNAVACA, MORELOS .- ‘El Valle de los Niños’ es el mayor proyecto de la asociación civil Ministerios de Amor, que se vio frustrado por la burocracia, y, aunque sigue siendo el sueño para la fundadora de la asociación, su materialización de aleja un poco cada vez más. 

De haberse consolidado, hoy, los 380 niños, niñas, adolescentes y jóvenes, que conforman la comunidad actual de Ministerios de Amor celebrarían el Día del Niño, probablemente en condiciones diferentes. 

Poco se ha escrito del proyecto que Cecilia Blanchet imaginó a mediados de la década de los 90’s, cuando la asociación abrió sus tres primeros albergues en Cuernavaca, casi diez años después de que la titánica labor de rescatar a niños de la calle y darles una opción para un mejor futuro inició en el Centro Histórico de la CDMX. 

En 1995 “abrimos 3 albergues en Cuernavaca. Se implementó uno de nuestros eventos institucionales anuales, el 30 de abril Día del Niño, logrando dar amor y felicidad a más de 3,000 niños de la calle, brindando comida, juguetes, ropa, etc. Se firman convenios con el DIF y la Procuraduría de la Defensa del Menor, con la finalidad de que se canalicen los menores a Ministerios”, se lee en la historia de la asociación en su página web. 

En 1998, el presidente Ernesto Zedillo donó a Ministerios de Amor un predio de 4 hectáreas, ubicado en Atlacholoaya, municipio de Xochitepec, en el que Cecilia Blanchet visualizó “El Valle de los Niños”. 

“Cuando el presidente nos cedió el predio, no había nada alrededor, ni la cárcel, ni casas; teníamos el pozo de agua, pero al negarnos todos los permisos, lo taparon y desviaron el manto acuífero; ahora, existen una cárcel y 8,500 casas de interés social y no nos dejan destapar el pozo, nos dicen ahora que no porque no tenemos agua”, dice.

La ambiciosa idea era reunir en un mismo espacio a todos los que forman la comunidad Ministerios de Amor, “con vivienda, escuelas, parques, centros de atención médica, etcétera, y compartirlo con la población local”, indicó. 

"Para mí lo más importante no es solo la educación académica; lo más valioso son los principios, cuando una persona tiene respeto, educación, compasión, generosidad, amabilidad, será una mejor persona en el futuro. Los niños son el presente siempre.”  Cecilia Blanchet, fundadora

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ / antonieta.sanchez@diariodemorelos.com 

Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Sigue el canal de Diario De Morelos en WhatsApp