De verdad que las emociones se agolpan en este verano, cuando hemos podido ver tanto futbol en América como en el Viejo Continente.

Toda proporción debe ser guardada. Todavía los encuentros de Copa América se juegan a los empujones, con garra, fuerza y demasiadas patadas.

Argentina está a punto de llegar a la Final puesto que aparece como gran favorita sobre Canadá.

Los de la “Hoja de Maple” ofrecieron una gran resistencia ante la albiceleste, terminando cayendo ante la superioridad pampera en la fase de grupos.

Estamos presenciando, muy probablemente, los últimos partidos de Lionel Messi con la selección argentina.

Lo veo relajado y divertido luego de revertir todo tipo de críticas en su país.

En la otra llave Uruguay y Colombia ofrecerán un encuentro de alarido. El juego será dirigido por la tripleta mexicana encabezada por César Ramos Palazuelos. No veo a un favorito claro.

Luís Suárez ha estado en el banco de suplentes y también parece ser su último gran evento con la camiseta celeste.

En la Eurocopa de naciones Portugal quedó eliminado y resultó impactante el abrazo que se dieron, al finalizar el encuentro, Pepe y el inconmensurable Cristiano Ronaldo.

Luego de seis ediciones, el “Bicho” deja la constancia de su profesionalismo e innegable calidad.

Quizá previo a vivir los momentos que vienen en las Semis, Francia y España por un lado y Países Bajos ante Inglaterra en la otra, la estampa más fuerte sea la inherente al retiro definitivo del futbolista teutón Tony Kross.

Un atleta de clase excepcional, ganador de todos los galardones tanto a nivel de clubes con su club original, el Bayern Münich así como con el Real Madrid, incluyendo el ganar un Mundial con Alemania.

A los 34 años, el mediocampista que mejor pasa y conduce la pelota en el orbe, anunció que no renovaría contrato con los merengues.

Se dio el lujo de contribuir a ganar la Champions y como último acto de la obra, se enfundó en la casaca de la “Mannschaft” para intentar ganar la Euro en casa.

En un juegazo, la “Furia roja” los eliminó en tiempo extra.

El futbol ibérico, que lo vio brillar durante una década, rindió pleitesía mediante el abrazo de sus compañeros y rivales en la Liga, cuando terminó el encuentro.

Las mujeres y hombres de mi generación deben vivir dando gracias a Dios, por haber tenido la dicha de ver ya sea en vivo o por televisión a tantas figuras emblemáticas de nuestro deporte.

Vimos a Pelé ganar Copas del Mundo, vibramos con la habilidad y el liderazgo de Diego Armando Maradona. El “Futbol total” de Holanda tuvo a su mayor exponente en Johan Cryuff. Zinedine Zidane inauguró una época donde el grandazo dejaba de ser defensa para hilvanar magia. Y, finalmente, pudimos ser testigos del duelo por ser el mejor entre Messi y Cristiano.

Por ello, no se puede escatimar el elogio, el reconocimiento y el aplauso a este jugador ejemplar. Aplauso enorme a Tony Kross. ¡Salve, Don Antonio!

Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Sigue el canal de Diario De Morelos en WhatsApp