El mandatario Andrés Manuel López Obrador confirmo  que el enfrentamiento suscitado la tarde del jueves pasado en Culiacán, Sinaloa, “sirve para reafirmar nuestra vocación pacifista”.

Durante su conferencia de prensa matutina de este martes en Palacio Nacional, el presidente añadió que “una masacre ordenada por el presidente es una mancha que no se quita ni con toda el agua de los océanos”.

Reiteró que durante las administraciones anteriores se cometían masacres y matanzas, como la de la semana pasada en Culiacán.

“Yo no sé cómo pueden dormir quienes piensan o les tocó actuar de esa manera, pues con altas dosis de Tafil u otro tipo de relajantes, porque eso es muy fuerte”, comento.

López Obrador aseguro que su gobierno no va a cambiar la política en materia de seguridad y no apostará por la violencia ni la guerra.

Hizo un llamado a los mexicanos que están en “malos pasos” para “que piensen que ese no es el camino, esa no es vida”.

Sobre el operativo de arresto de Ovidio Guzmán López, indicó que “son acciones que lleva a cabo la Secretaría de la Defensa, es un grupo de investigación que viene haciendo estos operativos de tiempo atrás”.

“Yo creo que tenía conocimiento la Secretaría de la Defensa“, menciono, por lo que cuando le informan sobre el caso solicitó que tomen una decisión, le presentan una propuesta y “yo la avalo”.

Agregó que “no puede haber impunidad, hay que cuidar a la población no debe haber los llamados daños colaterales, por ello la inteligencia más que la fuerza”.

El presidente señaló que solicitó a la Sedena una evaluación de cómo se llevó a cabo el operativo para capturar al hijo de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán.

“Me interesa mucho de que no nos salgamos del propósito de evitar pérdidas de vidas humanos, no queremos derramamiento de sangre“, aludió.

Confirmó que se siente bien el haber avalado la suspensión del operativo, pues lo de menos es lo político.

“Para mi es una dicha enorme ser presidente de México, y lo más importante encabezar un movimiento de transformación“, ratificó.

Este lunes, el mandatario aseguró que está dispuesto a comparecer ante la Fiscalía General de la República (FGR) por el enfrentamiento suscitado la tarde del jueves pasado en Culiacán.

“Se demostró que hay un cambio verdadero y vamos a fundamentar el por qué se actúa de esta manera y estoy dispuesto a comparecer“, confirmó.