Monterrey.- El Clásico Regio 127 se juega esta noche en el Estadio Universitario y Aldo Fasci, secretario de seguridad de Nuevo León, dio a conocer el día de ayer el operativo de seguridad para el duelo entre Tigres y Rayados, asegurando que habrá dos caravanas. 

Las autoridades estatales y directiva de Tigres tendrán una prueba de fuego con la afición, para evitar cualquier conato de violencia en las tribunas, como los que se presentaron hace unas semanas en Querétaro. El Clásico Regio despierta mucha pasión entre sus aficionados y es catalogado como duelo de alto riesgo.

“Hasta donde tenemos entendido, habrá dos marchas. Una de aficionados de Tigres, por una calle, y otra de Rayados, por otra. Se reúnen en la Plaza de Toros (la del Monterrey). Y la de Tigres estará por Barragán. El trabajo es que no se crucen unos con otros y puedan marchar tranquilamente”, dijo el funcionario.

También destaca que habrá reconocimiento facial en los accesos del Volcán y toda la barra de los Libres y Lokos estará plenamente identificada por las autoridades de seguridad estatales, con el nombre y zona en la que estarán ubicados. 

La barra de Rayados no tendrá acceso al Universitario y la zona que normalmente se utilizaba para la afición visitante, ahora será ocupada por abonados del conjunto de la UANL, mientras que la de la barra local no tendrá acceso a niños y se quedarán en su zona al término del partido.

Por último, las autoridades informaron que serán 2 mil elementos de seguridad, entre autoridad pública y privada, para vigilar a los fanáticos.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado