Monterrey.- Después de que el Club Tigres viralizó la imagen de un aficionado tocando el seno de la jugadora Sofía Huerta, del Houston Dash, el fan se defendió de los ataques recibidos y aprovechó para aclarar la situación.

“No fue mi intención, solo quería la foto con la jugadora. No iba solo, iba con mis hijos. No vi dónde coloqué la mano, la mirada la tenía en mi celular. No me gustaría que le hicieran eso a mi hija, soy padre de familia, se malinterpretaron las cosas. 

“En ningún momento (Sofía Huerta) hizo un gesto ni volteó conmigo”, dijo a RG La Deportiva.

El fanático, de nombre David, agregó que “a mi hija la están atacando por Instagram. Me atacan en Facebook de familiares, que me van a linchar y me van a atacar. Tengo miedo por mi integridad física”.