Abuelitas tejen mantas para los indigentes con bolsas de plástico; una excelente idea para reciclar estos desechos