Cuernavaca.- Destacar en Primera División y poder llegar a Selección Mexicana, son los objetivos que se ha trazado el preparador físico morelense, Abel Gutiérrez García. Actualmente, es el encargado del área de cuantificación de carga en el Necaxa de Primera División.

Lleva ya dos torneos en ese cargo, luego de trabajar en las categorías de fuerzas básicas con los hidrocálidos. “Como preparador físico, inicié en el 2006 en el equipo de Segunda División de la Universidad Autónoma de Chihuahua, equipo en el que trabajé durante 10 años, aproximadamente. “Después formé parte del Club Indios de Chihuahua, en Liga de Ascenso; en 2016 me integro al Club América, y para el Apertura 2017 recibo la invitación del Club Necaxa para iniciar trabajos en Fuerzas Básicas, y posteriormente incorporarme con el primer equipo en el área de Cuantificación de Carga.

“Los objetivos son claros: continuar en la preparación física de alto rendimiento, buscando ser siempre un preparador físico innovador y luchando por mejorar día con día respecto a las mejoras del rendimiento del deportista. “Lograr destacar en Primera División y Selección algún día”, dijo Abel, a quien conocen en el mundo del futbol como ‘El Tanque’ por su trayectoria. Tiene actualmente 36 años, nació en Zacatepec, pero creció en Tlaquiltenango. Confiesa ser un orgullo representar a Morelos en el futbol de Primera División.

Actualmente pasa la cuarentena trabajando desde casa, en Aguascalientes. Antes de dedicarse a la preparación física, Abel fue futbolista amateur y profesional. “Inicié desde niño en un equipo de mi papá, en la Liga de Jojutla y otros equipos de la misma Liga y Liga Cañera. “Después me integré en el club Zacatepec con el profesor Mario Hernández, en la Tercera División, posteriormente fui parte de fuerzas básicas en equipos como Santos y el equipo universitario de la UACH, así que puedo decir que siempre he vivido de la patada. “El ser parte actualmente de un club de Primera, considero que es una oportunidad que todos o la mayoría de los preparadores físicos en futbol deseamos, y como todo trabajo o actividad requiere exigencia día con día para cumplir objetivos institucionales y personales”, dijo Abel.