Por instrucciones del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) la PGR deberá entregar a un particular el videocasete donde está grabado el atentado en contra del candidato presidencial, Luis Donaldo Colosio Murrieta.

“Cada documento oficial, cada video, cada estadística, cada expresión documental permitirá incluir más voces para ampliar el relato de lo sucedido el 23 de marzo de 1994 en Lomas Taurinas, de lo sucedido aquel año de 1994, y andar el camino hacia la memoria y verdad”, afirmó en un comunicado del INAI.

Salas Suárez comisionado del INAI afirmó que el instituto ha propugnado por la máxima publicidad y recordó que en 2011, el entonces IFAI ordenó a la PGR dar a conocer los 13 videos del momento exacto del atentado.

También, mencionó que en agosto de 2018 el Inai instruyó al mismo sujeto obligado dar a conocer los informes de las investigaciones sobre el asesinato de Luis Donaldo Colosio, hechas durante la gestión de Diego Valadés.

“Nuestra labor es garantizar el derecho de acceso a la información pública para, como dije, ampliar los relatos sobre los hechos histórico y colaborar a la construcción de memoria y verdad”, subrayó el comisionado.

La PGR clasificó la información solicitada, argumentando que hacer público el vídeo representa un riesgo, ya que se relaciona con una indagatoria y corresponde a la información reservada en noviembre de 2000; el sujeto obligado indicó que la clasificación fue confirmada por su Comité de Transparencia.

Por ello el particular se inconformó e interpuso un recurso de revisión ante el Inai, en el que recurrió a un precedente emitido por el otrora IFAI, para evidenciar que lo solicitado ya ha sido objeto de una resolución en materia de acceso a la información.

En el análisis del caso se advirtió que el contenido del videocasete solicitado reviste profundo interés público, ya que se relaciona con uno de los momentos que marcó la historia política contemporánea de México.

Además, los videos recopilados por la PGR no dan cuenta del contenido de las líneas de investigación que emprendió el Ministerio Público, por lo tanto, la divulgación del videocasete BTC-01 constituye la medida adecuada para que los ciudadanos conozcan los hechos gráficos y sonoros en poder de la autoridad.