Ciudad de México.-En el sector rural quienes creyeron la promesa en 2018 “de que ahora sí se rescataría al campo mexicano”, hoy viven una traición;  al sector le recortan 19 mil millones de pesos y los subsidios a la producción y los seguros de cobertura de riesgos desaparecen, entonces ¿dónde quedó la promesa de que “por el bien de México primero los pobres”?, cuestionó el Grupo Parlamentario del PRI, al secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Manuel Villalobos, durante su comparecencia en la Cámara de Diputados.

El diputado federal, Ismael Hernández Deras, en nombre de los priistas, dijo  “paradójicamente en el Centenario de la muerte del General Emiliano Zapata, existe el riesgo de que aprobemos el Presupuesto más bajo en los últimos 20 años. Depende de todos nosotros. Unámonos por el bien del campo mexicano, hagámos una gran alianza”. El campo demanda la reasignación de recursos y esperamos que usted reclame, con fuerza, el dinero a la Secretaría de Hacienda.

La producción  agropecuaria este año registra una caída importante de alimentos, con datos de la SADER, en el ciclo primavera verano se cosechó un millón 100 mil toneladas menos de maíz, arroz, trigo y frijol, alimento para los mexicanos.

Los priistas advirtieron sobre la fragilidad de las políticas públicas en el sector y la  tendencia de desaparecer  incentivos a la producción, subsidios a la comercialización y el desmantelamiento de programas sociales, cuando en el campo viven casi 35 millones de mexicanos.

 

 

La propuesta es ejercer un mayor presupuesto, para revertir la pobreza y la injusticia en el medio rural, que no existan subejercicios y se cuide temas básicos como el cambio climático y el sanitario.

Los legisladores recordaron que en el Presupuesto de 2019 se consiguió una reasignación a la propuesta inicial, por casi 8 mil millones de pesos; pero al final del ejercicio fiscal, muy probablemente con la intervención de Hacienda,  hay un subejercicio importante, no se gastaron en el campo mexicano, más de 9 mil millones de pesos.

No obstante el error, el Presupuesto de Egresos de la Federación para el 2020 propone un recorte por 19 mil millones de pesos, casi una tercera parte en términos reales y prácticamente se eliminan todos los programas de enfoque productivo.

 

 

El diputado Juan José Canul Pérez, secretario de la Comisión de Desarrollo y Conservación Rural, Agrícola y Autosuficiencia Alimentaria, polemizó: ¿Cómo se explica que al Programa Especial Concurrente se destine solamente el 5.4 por ciento de Presupuesto de Egresos, a pesar de que la población rural representa el 20 por ciento de la población total?, ¿por qué se reduce en 31.8 por ciento real el presupuesto de la SADER? ¿Por qué el gasto administrativo crece casi 15 por ciento?

Ante la falta de respuestas por parte del secretario de Estado, Canul Pérez, preguntó: ¿son conscientes de que están  abandonando al campo mexicano?, ojalá entiendan que “son bienvenidos todos los programas sociales, pero no a costa de los programas productivos, de quienes trabajan por el campo y sufren por el campo”.

 

 

El legislador por Nuevo León, Juan Francisco Espinoza Eguía fue más directo, ¿de qué se trata, acaso es una traición al campo?, no se entiende porqué eliminan el Programa de Fomento Ganadero e incluso proponen recortar en un 75 por ciento los recursos del Programa Crédito Ganadero a la Palabra que ustedes impulsaron y de cuatro mil millones hoy lo dejan en solo mil millones.

Otro caso grave, dijo, es el tema de la sanidad e inocuidad alimentaria. En 2019 México enfrentó serios retos con la sequía y se luchó por mantener los controles sanitarios, y ustedes proponen un recorte de 380 millones de pesos, un ajuste de más del 9 por ciento.

 

 

Opinó que “los recursos no pueden estar orientados al asistencialismo, que bueno que se atienda a los pobres, pero  no se puede poner en riesgo a las familias que viven en el campo, a la economía y la seguridad alimentaria de este país”.

Erika Sánchez Martínez, en su alocución, señaló que estados productores de granos básicos, que son el sustento de millones de mexicanos como Sinaloa, Sonora, Jalisco, Estado de México y Tamaulipas, no son vistos como aliados del Presidente de la República en su política de soberanía alimentaria y agricultura comercial.

Preguntó a propósito de los pobres, dónde quedó la mujer rural, por qué la han borrado del Presupuesto y de las acciones prioritarias de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, “la cuarta transformación engaña y traiciona a las familias que viven del campo, y desde  aquí  exigimos al Gobierno federal deje de actuar con dolo y respete a los millones de productores que desarrollan la agricultura comercial y alimentan al país”.

El presidente de la Comisión Bicamaral de Concordia y Pacificación, el diputado priista, Eduardo Zarzosa Sánchez,  recordó que Morena y López Obrador mandaron el Programa Sembrando Vida, como un ardid de empleo temporal clientelar y electorero, pero nunca como un programa de desarrollo productivo, por eso la preocupación,  cómo México va a dar el salto de una agricultura de subsistencia a una agricultura con tecnología, de desarrollo de capacidades y maximización de utilidades.

Pidió al secretario Villalobos Arámbula, quejarse ante Hacienda y el Presidente de la República por el poco presupuesto para el campo; explicó, usted  fue subsecretario por 10 años en Agricultura, en los sexenios de Vicente Fox y Felipe Calderón, conoce los asuntos agrícolas y rurales, no es un improvisado y lo que esperamos es que no traicione al campo.

Zarzosa Sánchez subrayó que el Ejecutivo federal debe saber que  “muchos campesinos que votaron por Morena ya pregonan en los ejidos y en el campo, desde sus corrales y graneros: fue un error, un gravísimo error votar por Obrador”.