Cuernavaca.- La peleadora en artes marciales, Zyanya Velázquez, vivió un año deportivo inolvidable, pues no sólo se hizo del Campeonato Nacional y Panamericano de Kick boxing, sino que sus ilusiones crecieron para algún día ser una campeona mundial.

La morelense tuvo un segundo semestre exitoso, pues se hizo de ambos cetros, además de que vivió su primera experiencia internacional.

“Es una experiencia muy padre, convives con personas que comparten tus misma pasión, pero que termina siendo  gente de otro país.

“En este año le hemos dado todo, hemos entrenado bastante desde enero, haciendo dieta, rutinas de ejercicios y estuvimos con todo”, dijo.

Sobre el título Panamericano, Zyanya reconoció que los nervios se apoderaron de ella, pero conforme se desarrollo la competencia se relajó.  

“Vas entrando en calor, agarrando confianza y poco a poco vas mejorando; la experiencia que me deja el torneo (Panamericano), es increíble, nunca me imaginé estar en ésta competencia”, aseguró.

Velázquez Martínez también mencionó que parte de su éxito en Cancún, donde se realizó el Panamericano, fue el llegar con el cinturón nacional, el cual conquistó en la capital del país, pero también aceptó que tuvo momentos complicados.

“Desde antes de irme ya iba pensando en regresar con esa medalla de oro, ya llevaba ese pensamiento. 

“El momento más complicado de las peleas fue al final, ya estás a un paso de tener la medalla y es cuando te dicen: vas con todo al último round de la pelea y ya estás cansada, sientes que no das más y tienes que darlo todo para llevarte la medalla”, comentó. 

Finalmente, la peleadora ya tendrá un descanso en lo que resta del 2016, pues fue un año cargado con torneos regionales, además de pelear en lugares como Veracruz, Ciudad de México, Cuautla, Guerrero y Estado de México y Riviera Maya.

Por: Diego García Cruz
[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...