Zacatepec.- El año 2017 quedará marcado en la vida de Morelos y del peleador Zeus González, quien vivió en carne propia la tragedia que cimbró a Morelos el 19 de septiembre, situación que lo orilló a poner una pausa en su carrera deportiva.
Originario del corazón de la Selva Cañera, Zeus Daniel González Farías cierra este año con la satisfacción que le da el ayudar a miles de morelenses durante y después de la tragedia vivida, por lo que por ahora ya ha regresado a su mente el volver a un octágono.  
“Para volver tengo que trabajar fuerte, reconstruir mi físico, mi estrategia, volver a entrenar fuerte y estoy comenzando a hacer eso.
“Ofertas (de peleas) hay bastantes, pero estoy en el momento en que debo elegir bien el siguiente paso para reconstruir mi carrera deportiva. Siempre con mucha ‘furia’, pero también continuando ayudando a mi gente”, declaró.
Y es que desde el momento del terremoto, que dejó a municipios como Jojutla y Zacatepec con un gran daño, y hasta hoy el deportista no ha dejado de recolectar y distribuir alimentos para la gente que aún lo sigue necesitando, lo que le valió el reconocimiento del gobierno de Morelos y de la comunidad de Estados Unidos, además, tras la tragedia se dio cuenta de la generosidad de los morelenses.
“Una alegría enorme, no tanto por tener un premio, sino porque se me reconoció un trabajo en el que estuve día y noche, con pocas horas de dormir, dirigiendo el apoyo, trazando las rutas, es un trabajo muy fuerte y constante, que te reclama y te cela todo el día.
“Me di cuenta que los buenos somos más y unidos podemos hacer mucho, pero desafortunadamente también hay personas a las que le gana la ambición y que su sentido en la vida solo es robar y en eso hay que trabajar” comentó.
Sin embargo, El ‘destructor’ González aseguró que hubiera preferido ser galardonado por sus logros deportivos, y no tanto por la desgracia que se vivió en el Estado y que afectó a miles.
“En parte me quedo triste porque yo esperaba un reconocimiento por mi carrera deportiva y mis logros, pero vino a darse con base de una desgracia nacional.
“Al regresar (de Estados Unidos) a Morelos y ver que no todo estaba bien y era peor causaba más dolor pero me dio mayor fuerza para seguir ayudando”, finalizó.

DIEGO GARCÍA CRUZ
[email protected]