compartir en:

Zacatepec.- Su nombre es Zeus González, mejor conocido como “El Destructor”. De mirada fría y puños de acero, este joven es un referente de las artes marciales mixtas en México y Latinoamérica.
Parece que su destino ya está marcado. Creció viendo películas de sus ídolos Bruce Lee y Jackie Chan, así como peleas del ex boxeador  Julio César Chávez. 
En su natal Zacatepec había que ponerse los guantes contra los chavos de su barrio para hacerse respetar.
“Crecí en la Otilio Montaño, ahí te rifabas o te tocaba ser ‘bulleado’. Mi hermano me obligaba a pelear con los de la cuadra; desde chico sabía patear.
“Siempre me interesaron las artes marciales, entré a practicar lima lama, y en el primer día me di cuenta que esto era lo mío.
“Mi madre hacía judo y karate; cuando estaba en la transición a cinta café, se entera que está embarazada, ya venía en camino, le interrumpí su carrera, pero la continué yo. Ella me transmitió esto que amo: las artes marciales”, cuenta Zeus, quien se hizo profesional a los 17 años en una pelea que ganó por nocaut, y desde entonces lo conocen como “Destructor”.
Hoy, Zeus tiene 28 años y es bicampeón en muay thai, la disciplina de las nueve armas que combina con lucha grecorromana y jiu-jitsu. 
Señala que su mejor golpe es la patada, pero presume una mayor virtud.
“Dicen que mi músculo más fuerte está en las piernas, pero mi fortaleza está en el corazón. No me rajo, no me dejo y dejaré todo en el ring o en la jaula”, afirma.
En 2013, la vida de Zeus dio un gran giro.
“La UFC es el sueño de todo peleador, es la empresa más grande. El 8 de enero de 2013 se hizo el primer casting para Latinoamerica; no fui invitado, pero me colé. 
“Llegué sin comer, sin conocer a nadie, pero vieron mi desempeño y la fuerza en mis patadas; eso hizo que voltearan a verme.
“Fui de los 8 seleccionados”, recuerda Zeus, aunque en Jackson’s MMA sólo estuvo 8 meses porque una lesión en la columna lo mandó al quirófano.
Zeus se quebró y pensó en el retiro, sobre todo por una experiencia personal terrible.
“Ganas y miedo siempre están ahí, el ‘ya no puedo, ya basta, hay que vivir una vida normal’, siempre han estado.
“Hubo un intento de secuestro, fue algo fuerte. Soy de las personas que hacen algo por el Estado, siempre que peleo llevo mi bandera de Zacatepec, y la verdad fue algo fuerte anímicamente. Hoy te puedo decir que ganas de dejarlo ya no, temor sí, pero el corazón y la garra siempre estarán ahí”, añade.
Zeus, con dos operaciones en columna y en la rodilla izquierda, está feliz porque volverá a pelear en su país este 20 de septiembre, en Rodeo Santa Fe, de Tlalnepantla, Estado de México.
El combate será ante el poblano Jordan “El Bull” Beltrán, por el título en 145 libras de la Liga JFL.
“Me siento muy agradecido con la vida, porque peleo ante mi gente. El rival trae buen récord, buenas bases de boxeo y lucha, así que va a ser una guerra, va a estar buenisima”, explica Zeus, quien en julio hará campamento en California, Estados Unidos, para preparar esta batalla.
Admitió que siempre hacen falta patrocinadores para cumplir el sueño de volver a la UFC.
“Falta apoyo, patrocinadores, pagar gastos de viaje, alimentación y cuestiones que utilizamos diario. 
“Por ganas no paramos, hay mucha disciplina y ganas de superarme. Todas las peleas espero ganarlas para poder llegar a la cartelera de UFC y, por qué no, en un futuro llegar a ser contendiente por un título”, sostiene.
 

"Quiero hacer historia, 
pasar como un grande
e íncono del Estado de Morelos. Cada vez que digan Morelos,
quiero que se acuerden
de Zeus ‘El Destructor’,
que volteen a ver a Morelos por algo positivo.”

Zeus ‘El Destructor’, 
peleador de artes marciales mixtas

Por Santiago Beltrán