compartir en:

El estrés puede expresarse como una perdida de control, que mantiene a las personas recordando eventos negativos del pasado, como el sismo del 19 de septiembre, por lo que el yoga puede ser una vía para superarlo, afirman expertos.

Los profesores de yoga, Fredy Alan Díaz y Karina Aguilar Barbosa, sostienen que es necesario que las personas que aún se mantienen en “guardia”, en espera de cualquier temblor, dejen salir sus emociones a través de esta disciplina milenaria.

“El estrés puede ser una expresión de la perdida del control, esto mantiene a la persona viviendo en un futuro catastrófico, o recordando negativamente los eventos pasados”, subrayó Díaz en entrevista.

Y es que, las personas que sufren un evento que les marca la vida, sufren constantes pesadillas en las noches siguientes y no quieren ni regresar al lugar donde vivieron esa experiencia, explica a su vez el  Real Colegio de Psiquiatría.

En un estudio realizado sobre el estrés postraumático, refiere que la persona puede experimentar inmediatamente, o hasta seis meses después del evento, dolores musculares, palpitaciones, diarrea, depresión, sentimientos de pánico y miedo.

Por lo que, hablar del evento puede ser de gran ayuda, al igual que el regreso a las actividades cotidianas, como la convivencia tanto con familiares como con amigos, pero si después de seis meses siguen los síntomas, es recomendable acudir con un especialista.

También, la práctica de yoga ayuda a los individuos a vivir en el presente, “mientras ellos conectan su respiración con el movimiento, sienten su cuerpo, y con esto comienzan a soltar, tanto emociones como pensamientos negativos”, resalta Díaz.

Aguilar Barbosa explicó que el yoga "empieza cuando se respira con conciencia, y con esto se logra relajar el cuerpo y la mente, y se creá un espacio donde cada persona puede ser libre".

A pesar de recomendar esta actividad, ambos profesores de yoga mencionan que se puede combatir el estrés jugando, riendo, caminando o haciendo todas aquellas practicas que produzcan sensaciones placenteras.