compartir en:

Se llama Casa Malca y ha sido convertida en un hotel boutique gracias a un comerciante de arte neoyorquino.

Desde que salió la serie de Netflix inspirada en Pablo Escobar, muchos turistas buscan viajar a Colombia en búsqueda de su tesoro e incluso disfrutar de un pedacito de su lujosa vida. Ahora, los turistas mexicanos ya no tendrán que viajar tan lejos y podrán hospedarse en una de las mansiones del capo, la cual está ubicada en Tulúm, Quintana Roo y se ha convertido en un hotel boutique.

Escobar fue líder de uno de los mayores cárteles de la droga en Colombia, y pasó  a la historia como uno de los criminales más ricos, poderosos y violentos de todos los tiempos. Esta mansión que se encuentra en un paradisíaco lugar, fue abandonada por algo así como 10 años, comprada en el 2012 por Lio Malca, un comerciante prominente de arte de Nueva York, quien decidió convertir esta hermosa propiedad en un hotel boutique respetuoso con el medio ambiente.

Llamado  Casa Malca, este hotel revive el estilo lujoso y caprichoso de su anterior propietario. Casa Malca cuenta con detalles como un patio cubierto y decorado con alfombras persas y cortinas de terciopelo, así como pinturas, esculturas y muebles creados por artistas y diseñadores de renombre.

Eso sí, la noche está en 500 dólares (9 mil pesos) la noche