La práctica de compartir contraseñas de Netflix es algo muy usual entre los usuarios, por lo que incluso las diferentes sesiones dentro de una misma cuenta hacen muy sencillo el poder diferenciar entre cada perfil, pero el gigante de streaming no lo ve con buenos ojos porque quiere conservar su posición en el mercado y que cada persona tenga su propia cuenta.

Para ello buscan implementar estrategias para ganar clientes, lo que significaría que ya no se podrá compartir una misma cuenta entre varias personas que no vivan en la misma casa. A principios de año, varios usuarios recibieron un particular mensaje en sus pantallas. “Si no vives con el propietario de esta cuenta, necesitas tu propia cuenta para seguir viendo”, dijo The Washington Post.

Con la intención de recibir millones de suscripciones, y aminorar la llegada de la competencia para ver series y películas online, Netflix dio la opción de verificar la cuenta por medio de un código de acceso, el cual sería enviado al titular por medio de un mensaje de texto o un correo electrónico. Aunque por ahora se trata solamente de un periodo de pruebas, esta sería la manera en que la compañía obligaría a sus clientes a pagar su propia suscripción.

Para incentivarte, el servicio de streaming te ofrece una prueba inicial gratuita, acción que les trajo muchos beneficios años atrás y que eliminaron por su éxito en el mercado. Sin embargo, por ahora, se puede hacer caso omiso al aviso con dos opciones disponibles: verificar más tarde o ignorar el mensaje.

“Esta prueba está diseñada para ayudar a garantizar que las personas que usan cuentas de Netflix estén autorizadas a hacerlo”, explicó Ebony Turner, representante de Netflix. Sus palabras solo dan cuenta de la finalidad de la acción: aumentar sus ingresos al ampliar el número de abonados.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado