Han vivido con el riesgo bajo sus pies, en las calles, las casas y las plazas públicas por cuyo subsuelo pasa el ducto de Pemex que trae gasolina de la Ciudad de México a Cuernavaca. Tantos años llevan así, que se acostumbraron a pisar el peligro. Son los vecinos de otras y las colonias Ocotepec, Ahuatepec, Antonio Barona, Milpillas, Universo, Flores Magón, Tulipanes y Niño Artillero. Miles, como miles más pueblan la Ampliación Flores Magón, Zodíaco, Unidad Morelos, Ramón Hernández Navarro, Ciudad Chapultepec, Revolución, Otilio Montaño, Morelos, Santa Martha, Ampliación Chapultepec, Vicente Estrada Cajigal, Alegría y Bugambilia. Estas últimas, desperdigadas en las inmediaciones de los tanques de almacenamiento de la paraestatal que hace medio siglo están en el Paseo Cuauhnáhuac. Ya se han llevado más de un susto. En junio de 1992, trabajadores de Pemex lavaron el ducto, vertieron los residuos en un tanque de 55 mil litros que se rebasó, los desechos llegaron a la barranca del Rastro de Cuernavaca y mataron a mascotas del vecindario. La gente se hallaba alarmada; había una especie de sicosis nacional por el estallido, dos meses antes, del drenaje del sector Reforma de Guadalajara en donde fueron descargados cientos de miles de litros de gasolina que causaron muerte y destrucción. Entonces combativo, el PRD encabezó un movimiento exigiendo la reubicación de los depósitos de Pemex… que fueron “cambiados” sin que se movieran un centímetro por un decreto del a la sazón gobernador Antonio Riva Palacio López no obstante el argumento irrebatible de que “se encuentran en un área aledaña a CIVAC que carece de la zona de protección que exige la ley para salvaguarda de la población”. Dos décadas más tarde, en marzo de 2013 el actual gobernador Graco Ramírez retomó el tema de la reubicación de la planta. Reunido con el director general de la paraestatal, Emilio Lozoya Austin, le sugirió que sopesara la posibilidad de la mudanza del conjunto de tanques, considerando que “al paso del tiempo, con el crecimiento de la mancha urbana fue quedando dentro de una densa zona poblacional, por lo cual la sociedad demanda su retiro”. Pero el presidente Enrique Peña Nieto no se dio por enterado. Y así hasta el día de hoy… con el agravamiento de los guachicoleros que meses ha comenzaron a hacer de las suyas en Morelos. Ochenta tomas clandestinas en lo que va del año en Huitzilac, impulsaron la semana anterior al alcalde de este municipio, Alberto Cruz Mendoza, e pedir que soldados del Ejército Mexicano vigilen los ductos de Pemex. Advirtió: porque (los incendios que causa la “ordeña” de hidrocarburos) representan un riesgo latente para la población. Lo cual ya sucedió, incendiada la madrugada del miércoles uno de esos “chupones” ocultos en una vivienda de la colonia Tulipanes, y desalojadas las familias de los domicilios ubicados en la manzana del sitio de la conflagración cuyas llamas alcanzaron cinco metros de altura. Real el peligro ante la probabilidad de grandes conflagraciones, lo es porque el poliducto de Pemex también se desliza por el subsuelo de Huitzilac. Relativamente nueva aquí esta actividad delincuencial, las autoridades están a tiempo de evitar que en Morelos se replique una franja del huichicol, como la del estado de Puebla que va de los municipios Esperanza a San Martín Texmelucan, colinda con Veracruz y el estado de México. No por nada, Puebla es el estado en donde el crimen organizado roba más combustible a los ductos de Pemex. Los siguientes números ilustran las tremendas utilidades de cárteles criminales por medio de tomas clandestinas: Durante 2009-2016, el gobierno de México acumuló pérdidas por casi 160 mil millones de pesos por el robo de combustibles equivalentes a 250 pipas cada día. Sin embargo, en Puebla ni el Ejército ha podido frenar a los huachicoleros. Quizá porque crecieron demasiado, hasta el extremo que el saqueo de gasolina involucra a comunidades enteras que la venden a ojos vistas… CITADA ayer a declarar la “recaudadora” de Morena, la ex diputada panista Eva Cadena Sandoval, por la Subprocuraduría Especializada para la Atención de Delitos Electorales, “seguramente” la Procuraduría General de la República hará lo mismo con Miguel Ángel Yúnez, para que declare sobre la “carpeta azul” que le presentará (o ya se la envió) Andrés Manuel López Obrador a Peña Nieto con la lista de casas, departamentos y ranchos que el gobernador de Veracruz tiene en México y en otras partes del planeta… ME LEEN MAÑANA.

Por:  José Manuel Pérez Durán / [email protected] 

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...