México.- De no adoptar medidas que atiendan los problemas ecológicos que actualmente vive Xochimilco, como el crecimiento de la mancha urbana o las descargas del drenaje domiciliario a los canales, es probable que esta zona se pierda para el año 2050.

“De no hacer esto, Xochimilco se puede perder, ya ha habido grandes avisos y grandes amenazas de que Xochimilco lo estamos perdiendo”, advirtió el investigador del Instituto de Biología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) Luis Zambrano González.

Situado a 28 kilómetros del Centro Histórico de la Ciudad de México, Xochimilco es un lugar de alta importancia ecológica y cultural, donde se concentran más de 140 especies de aves acuáticas, ajolotes, acociles, charales, además de las chinampas, que ofrecen captura de carbono.

Zambrano González alertó que el crecimiento urbano, grandes obras, descarga del drenaje domiciliario a los canales, mal funcionamiento de la planta de tratamiento del Cerro de la Estrella y especies como la carpa y la tilapia, son algunos factores que han afectado la zona.

Sin embargo, afirmó que esta zona declarada Patrimonio Mundial Natural y Cultural de la Humanidad en Xochimilco, Tláhuac y Milpa Alta en 1987, aún puede ser sustentable y es importante que se vea como un espacio que ha producido alimentos por más de dos mil años, ha generado cultura y requiere atención.

Señaló que la extracción de agua en los últimos 50 años ha provocado que el nivel del acuífero se reduzca y el líquido se pierda por hoyos o grietas, ya que la arcilla se seca y se forman socavones, como el registrado el pasado 24 de enero, de más de tres metros y que propició que disminuyera el nivel de agua del canal de Zacapa.

Por ello, dijo, se debe encontrar una solución en lo inmediato, pero también atender la situación a largo plazo y continuar con la introducción del agua tratada de la planta del Cerro de la Estrella, en el oriente de la capital.

En este sentido, el experto de la UNAM explicó que se deben evitar los grandes proyectos de construcción y urbanización en zonas de infiltración, a fin de contar con zonas verdes de captación de agua y seguir alimentando al acuífero para tener un balance hídrico.

Al referirse a la plaga de carpa y tilapia en los canales, dijo que fueron incorporadas en 1980 y son depredadores de los acociles y ajolotes; erosionan el fondo de los canales; y dañan las chinampas ya que escarban en las orillas de estas para poner sus huevos, ocasionando la pérdida de terreno y de diversidad de plantas.

Abundó que para combatir estas especies, en conjunto con 30 pescadores y la Delegación Xochimilco han puesto en marcha un elemento denominado “calcetín”, hacia el cual acarrean a los peces para capturarlos, logrando obtener hasta dos toneladas y la meta es retirar de 50 a 100 toneladas al año.

Asimismo, se trabaja en la creación de refugios para ajolotes, donde con la ayuda de una esclusa evitan el paso de tilapias y carpas y se mejora la calidad del agua que se filtra, además de que se fomenta el policultivo de plantas que comercializan los domingos.

La sustentabilidad de los canales de Xochimilco es posible con el retorno a la producción chinampera y agrícola sin agroquímicos, fertilizantes y pesticidas para el cultivo de plantas, y crecimiento de especies nativas, resaltó Zambrano González.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...