Cuernavaca, MORELOS.- Ayer, artesanas regresaron a vender sus productos al Centro Histórico de Cuernavaca, y a pesar de que la autoridad iniciaría un censo para la reubicación, las mujeres argumentaron que tiene un amparo que les permite regresar a las calles.
A pocas semanas de que termine la remodelación de la plaza Emiliano Zapata Salazar, 12 artesanas se instalaron en los alrededores del circuito del centro de la ciudad, a pesar de que la autoridad les había propuesto una reubicación pues no estaban dentro del marco jurídico.
Las vendedoras de artesanías aseguraron que tienen un amparo que las protege y les permite regresar a la zona en remodelación a pesar de que la autoridad advirtió que habría una reubicación de los comerciantes que no contaban con permiso para comercializar sus productos en la periferia del Centro Histórico de Cuernavaca.
Las artesanas que no cuentan con un permiso de la autoridad pero sí un amparo, se negaron a aceptar la propuesta del Ayuntamiento de Cuernavaca, quien les propuso reubicarlas en el parque Tlaltenango al norte de la ciudad, para que en ese lugar comercializarán su mercancía y además tuvieran acceso a programas y talleres para incrementar su producción y venta respectiva.
La propuesta para las artesanas fue que se les apoyaría con talleres, y se crearía un espacio para que además de vender sus artesanías, los turistas locales, nacionales y extranjeros pudieran ver cómo elaborar sus piezas y cómo es el arte al que ellas se dedican.
Sin embargo, no aceptaron la propuesta de ser reubicadas y ayer por la mañana comenzaron a caminar con sus artesanías que ellas mismas elaboran, actualmente se encuentran en los alrededores del circuito de las calles de Guerrero e Hidalgo.

jVenta. Las comerciantes se han ubicado afuera del Palacio de Cortés, aprovechando la presencia de turistas.

 

Por: CARLOS SOBERANES /  [email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...