Ni duda cabe de que las máscaras empiezan a caer, los lambiscones de siempre empiezan a salir de su guarida y cambian de camiseta como si fuera ropa interior, sintiéndose verdaderamente importantes; las definiciones están a cinco días de distancia y hay actitudes como ésta, con la que en verdad lo único que dan es pena ajena.
La renuncia del ex rector como candidato de Nueva Alianza a la gubernatura, para irse con aquél a quien había calificado de ignorante e incapaz es verdaderamente un error que no le va a dejar a Alejandro Vera el fruto que quiere, que es la Secretaría de Educación; la inmunidad que busca, si de eso se trata, no la va a tener y desde luego que habrá muchos a los que golpeó que tratarán de hundirlo; eso es definitivo, pues políticamente hay cosas que se pueden hacer y otras que no, y creo que aquí se equivocó verdaderamente. Comete un error que le puede quitar el prestigio que en algunos grupos adquirió, si le cree a los del Frente que serán ellos los que gobernarán; la cosa no es tan fácil, hay quienes ya se sienten funcionarios y eso está por verse.
Las definiciones están lejos y, sobre todo, faltan meses, hay muchísimos apuntados y hay colegas de los supuestamente cercanos o íntimos del actual gobernador y de su hijo que, al parecer, como las ratas ya están buscando cambiarse de barco para -como siempre- quedar en la impunidad, lo que no han entendido es que esto no es sencillo.
El Gobierno del Estado ha sido muy claro en las preferencias de todo tipo, hasta en su manera de cuidar a los cercanos, a los que -a pesar de su fama de corruptos- los ha seguido empoderando y dándoles comisiones donde el dinero fluye a manos llenas sin que nadie lo pueda detener, así que están muy claros los funcionarios, los cercanos y los íntimos del régimen del triunvirato que nos ha gobernado estos seis años.
Así que no será fácil que éstos tengan cabida ni con Cuauhtémoc Blanco ni con Caballero o con Meade. Por si no se han dado cuenta, hay que decirles que ya tienen un sello como los del ganado, que no será fácil borrarlo ni a través de los años, cuando un funcionario, en un tiempo como éste donde las redes sociales nos permiten a los ciudadanos decir muchísimas cosas no puede quitarse la loza que carga.
Hay ex funcionarios como la candidata a síndico de Cuernavaca que, gracias a sus relaciones personales ha logrado que pase desapercibido su paso por el gabinete de Graco, con los que ahora mandan en el PRI, pero en la base no es lo mismo y en la votación se verá el rechazo a todo lo que huela a Graco; es verdaderamente real e impresionante.
Así que, si es verdad lo que un colega señala poniendo una lista de los muchos que se han hecho ricos y que llegaron con una mano atrás y otra adelante hace seis años y que quieren ahora cambiar de barco, la verdad es que les va a ser muy difícil a pesar de que todos ellos se agachan y no dicen nada, y sólo aguantan a ver si a un ladito los dejan aunque pierdan nivel; el chiste es evitarse ir al “bote”, pero ahora las redes sociales desenmascaran a todos, les guste o no, ya que tienen su sello marcado y ése no se lo van a quitar fácilmente.
Por eso, el que el ex rector se contradiga después de hablar mal del Cuau, y que ahora lo apoye, la ciudadanía ya no se la cree. La congruencia, ahora que todo está a la luz pública, es importante y -con todo respeto- se equivocó. ¿No cree usted?
El video del Obispo de Cuernavaca del pasado domingo es un video importante en el que defiende de manera clara y contundente a Víctor Caballero y señala que anteriormente defendió al ex alcalde de Cuernavaca, y asegura que la guerra sucia está a la orden del día.
El obispo sabe de su influencia y prestigio que, desde luego, tiene una influencia importante en la opinión pública; él también estuvo en el grupo de los golpeados por el Gobierno del Estado y no cabe duda de que en juego que tiene desquite ni quien se enoje, ¿no cree usted?
Este sábado 30, a las 12 del día, el Cuarteto Prieto, en el Centro Cultural Teopanzolco. Nos invita Amigos de la Música, como siempre con conciertos de calidad, no se lo pierda.

Por: Teodoro Lavín León / [email protected] / Twitter: @teolavin

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...