Hoy es el último día de campañas, cosa que agradecemos todos, y todos a la espera de saber quién va a ganar; lo increíble es que, a pesar de todo, Cuauhtémoc Blanco se impuso y llegó hasta el final a pesar de las miles de zancadillas que le puso la trilogía en el poder.
Increíble que no lo hayan podido tumbar, a pesar de todo, razón por la que sus detractores deben de ir comprando sus cigarros y ropa cómoda para pasar en el “frescobote” un tiempo, ya que es claro que el ex alcalde de Cuernavaca buscará por todos los medios meter a la cárcel al gobernador, que ya casi termina su mandato, y a sus más íntimos colaboradores, todos los que -de una u otra manera- han tratado de ponerle piedras, como la “primera dama” estatal o el “junior” que tratará como candidato de hacer hasta lo imposible para ganar la gubernatura.
Dicen que tiene mil quinientos millones de pesos para ganar la elección, como si todo se tratara de dinero; si sólo escuchara lo que dicen de él inclusive los taxistas que traen su propaganda, no estaría tan seguro, pues, como ya lo han señalado varios colegas, hay muchos que están viendo cómo quedar bien con el puntero de las encuestas, para ver si les dan aunque sea un huesito.
Algunos descartan a Caballero de la contienda y dicen que se hundió porque no tiene recursos. Yo creo que no se ha hundido y los recursos a la hora buena le van a sobrar; también hay quienes descartan a Jorge Meade de la contienda, y creo que tampoco se debe de pensar así, pues el PRI y él mismo tienen una estructura en todo el estado que han hecho durante años, así que en verdad no crean que es fácil ganarles.
Sabemos que se tratará de hacer toda clase de trampas y hay que estar pendientes de las casillas alejadas, donde van a buscar meter los votos que ya tienen listos, como lo comentábamos el pasado lunes; pero la cosa no estará fácil si los tres candidatos ponen gente verdaderamente preparada a defender las casillas y, desde luego, que no les pase lo que hace tres años en Cuernavaca, donde en el Consejo Municipal metían más votos a las urnas porque la oposición no tenía las actas de escrutinio y cómputo.
Van a tratar de comprar la estructura de los partidos, y desde luego para eso tienen tanto dinero, pero espero existan mexicanos morelenses que tengan dignidad y acepten la dádiva, pero no dejen de hacer lo que es su obligación, que voten por quien realmente quieran y defiendan los votos de los ciudadanos.
Dicen que ya los consejos municipales y distritales están bien “maiceados”, como lo han hecho con los diputados locales durante estos últimos tres años, y les guste o no lo que huela al régimen actual no va a pasar. El gobernador tiene la peor de las imágenes, no lo quiere el 85% de los morelenses, así que el rechazo es fuerte, la necesidad de la gente es algo que va a jugar de manera quizá definitoria, pues a muchas personas los mil quinientos pesos por un voto les solucionará el problema de una semana de comida para la familia, pero espero que su inteligencia las haga más astutas de lo que parecen y se queden con la boleta en blanco pero no metan a la urna la que les dan marcada y así eviten que funcione la trampa.
También ahora veremos cómo se comporta la Policía Morelos, la que desde luego va a tratar de detener la movilización de los demás candidatos, sobre todo la de Cuauhtémoc Blanco, Caballero y Meade, para que no se les vaya ocurrir ganarle al “junior”, pero por ello todos deberemos de estar atentos y tener nuestros teléfonos cargados y grabar todo lo que veamos como anomalía y subirlo de inmediato a las redes sociales, para después llevarlo a las autoridades, pero ya en las redes no lo pueden detener aunque quieran. Esta semana cuiden sus celulares pues se va a incrementar el robo de ellos y no precisamente por los rateros sino por el mismo gobierno.
¿No creen mucha casualidad que a la estructura del PRI se la saltan y lo que roban son los celulares durante una capacitación en un hotel de primera? En verdad, qué magníficos rateros tenemos que la policía no ve, no siente y menos identifica con las cámaras que costaron millones de pesos pero no graban nada que no convenga al gobierno aún en el poder.
Así las cosas, compañero ciudadano, tenemos que ser nosotros los vigilantes para que en esta elección no hagan trampa, pues los observadores electorales son una figura decorativa, no sirven para nada, necesitamos ser vigilantes los ciudadanos para que en verdad nuestro voto cuente; no dejemos que nos vean la cara los que tanto nos han robado y humillado. Hay que estar muy vivos. ¿No cree usted?
No se pierda el magnífico concierto del Cuarteto Prieto el próximo día 30, a las doce del día, en el Centro Cultural Teopanzolco, con obras de Mozart y Brahms. Así que hay que asistir. Amigos de la Música nos invita y no hay que perdérselo.

Por: Teodoro Lavín León / [email protected] / Twitter: @teolavin

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...