compartir en:

Más de un mes sin agua tienen los habitantes del norte de Cuernavaca, de los poblados de Ocotepec y Ahuatepec, mientras las autoridades de SAPAC ya no saben qué nueva mentira decir; primero fue que se había contaminado el pozo por los huachicoleros; después de 15 días inventaron que se había quemado la bomba, y la única verdad es que no han pagado la energía eléctrica, por lo que dicha bomba no funciona.
Han llegado a ser tan cínicos que mandan 20 pipas, condicionadas a que presentes tu recibo de agua bimestral, el que te cobran sin que hayas recibido una sola gota del líquido, todo para que te den media pipa de agua; y creen que con eso ya arreglaron el problema que está llegando a momentos verdaderamente graves.
En el poblado de Ocotepec, desde el día 19 tienen cerrada la vialidad; la carretera Cuernavaca Tepoztlán está cerrada y todas las autoridades se hacen que la Virgen les habla. No hay el paso libre que señala la Constitución General de la República. Yo quisiera preguntar: ¿Dónde está el gobierno dizque ciudadano de Cuernavaca?, ¿por qué no hace nada por comunidades pobres como estas?
La verdad es que se hacen tontos, y todos como el avestruz esconden la cabeza, pero la gente ya está desesperada y hasta ha aprendido a tomar el agua de la lluvia diaria, pero eso no quiere decir que le sirva para todas sus necesidades. Eso sí, son buenísimos para cobrar.
Un amigo de mucho tiempo me llamó en la semana para decirme que los impuestos municipales le subieron un 4005 en Cuernavaca, lo que es un verdadero atraco; me decía que él tiene tres propiedades y en cada una le subieron esa cantidad y que tendría que vender una para poder pagar lo de las demás.
¿Cómo es posible? ¿No existía la promesa de que no subirían los impuestos? En serio que son cínicos.
La ciudad está más fea, sucia y con pésimos servicios, como nunca. ¿Cómo es posible que todavía se den el lujo de subir los impuestos de esta manera?, ¿no que estaban con los ciudadanos? Lo que en verdad es inconcebible; pero lo peor es que dos de los doce pueblos de Cuernavaca se mueran de sed de manera tan irresponsable como lo está permitiendo el Ayuntamiento a través de SAPAC.
Algo tendrá que hacer el presidente municipal para poner orden en el sistema del cual presumen siempre, pero que en verdad no funciona como debería. Al parecer, el día de mañana también van a cerrar el paso en Ahuatepec, dejando aislado a Tepoztlán y Santa Catarina. En verdad no se entiende la política del sistema. Son muy buenos para cobrar y muy malos para dar el servicio.
Parece como si en Cuernavaca estuviéramos abandonados respecto a la necesidad del vital líquido en el norte de la ciudad. ¿Habrá alguien que ponga orden? Al parecer no.
Pero, eso sí, el SAPAC se ha negado a aceptar el estudio que hizo “Morelos Rinde Cuentas”, en el cual, con siete pasos, si bien no resuelve el problema completo, sí mejora al menos la distribución de los recursos que hay que poner en orden para que paguen y no pase lo mismo que en el norte de la ciudad. Pero desde luego que no quieren orden, porque utilizan a SAPAC como caja chica de los funcionarios municipales; al menos eso dicen las malas lenguas que salen del propio municipio.
Si en verdad quieren hacer algo por Cuernavaca, ¿por qué no aceptan ni sugerencias sensatas para poner orden? La neta, es incomprensible, a no ser que el negocio sea muy bueno para ellos. ¿No cree usted?
PRÓXIMAMENTE, del 3 al 7 de octubre, el 4º. Festival Mitotl en Las Mañanitas. El día 3, en el coctel de bienvenida estará presente el chef Dante Ferrero, que preparará piezas de res a las brasas; y tendremos también la participación del chef Luis Jiménez en la preparación de pato, codorniz y lechón  en cajas chinas; al igual que la presencia de Blanca Castro, deleitándonos con sus espectaculares Cheese Cake’s.
Mitotl, el sueño de la fiesta casera, reunirá a todos los amantes del buen comer, para juntos  integrar sus cinco sentidos en la degustación de un platillo como el maridaje perfecto, festeja su cuarta emisión. No se puede usted perder la oportunidad de vivir este festejo a la buena cocina y bebida.

Por Teodoro Lavín León

[email protected] / Twitter: @teolavin